El corredor industrial que han integrado Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y San Luis Potosí como zona Centro-Bajío-Occidente, es una muestra de cómo los estados se pueden integrar para formar plataformas de competitividad con visión global a futuro, que ya no sólo se busque la competencia en la región o el país, sino en el ámbito internacional.
Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la oficina de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), resaltó que se debe buscar la competitividad y en ello la innovación será fundamental, sin dejar de lado el fortalecimiento de los programas y esquemas de educación, la relación con la sociedad y que el sector empresarial y gubernamental, trabajen en nuevas formas de organización.
El jefe de la oficina de la Concamin, insistió que los cambios en el sector productivo y económico se dieron de manera acelerada a raíz de la pandemia, pero ahora se deberá trabajar para la época de la post-pandemia, y entender que hay tres elementos centrales como la innovación, la digitalización, la industria 4.0, que son factores para acelerar la inclusión social.
En esos temas se había comenzado a avanzar de manera paulatina, no obstante, a raíz de la pandemia todo se ha acelerado pues la lección ha sido no perder el dinamismo y avanzar en la reconversión productiva.
No debe dejarse de lado que en términos generales, derivado de la pandemia, se ha tenido una pérdida en el dinamismo económico, ante la caída del Producto Interno Bruto en 2020 y la recuperación por la que se tendrá que trabajar este 2021, “esperamos tener una recuperación del orden de 4.4 o 4.5% del PIB, de lograrlo, sería muy bueno”.