Silvia Guerra

De acuerdo al “Personal Clothier” Antonio Centeno, un hombre bien vestido debe saber coordinar de manera impecable su corbata, camisa y saco. Es imposible hacer un recuento exacto de todas las combinaciones posibles, pero el contar con algunas bases, será de utilidad.

Sería un error comprar una camisa y un saco que fueran complemento perfecto a las corbatas que posees. Lo más inteligente, sería enfocarse primero en combinar tus accesorios y camisa a los artículos más caros que posees, como son los trajes y los sacos, para después hacerlo con los artículos de menor costo (como las corbatas).

Permíteme recomendarte la prioridad que debes darle a cada prenda a la hora de hacer compras:

  1. TRAJES Y BLAZERS. Estas prendas son las que tienen mayor prioridad por su costo y uso. Si vas a comprar un primer traje, procura que sea de un color azul marino sólido, ya que te aportará versatilidad para su uso por ser el color ejecutivo más utilizado y de mayor jerarquía. Los sacos o blazers, pueden ser prendas caras que generalmente tienden a durar muchos años. Busca que sean de buena calidad, de colores neutros y sólidos para evitar limitantes a la hora de coordinar las prendas, esto te aportará versatilidad y hacer un buen uso de la inversión en la que incurriste.
  2. La segunda inversión en la que debes incurrir serían las camisas. Primero que nada, debes procurar tener en tus cajones las camisas sólidas en blanco y azul pizarra, éstas te sacan de cualquier problema. Una vez que tengas lo básico, podrás ir haciendo más versátil tu inventario de camisas, incorporando el rosa, gris, camisas con rayas sutiles, etc.
  3. Dependiendo del lugar de fabricación, la calidad y el material con el que estén hechas, las corbatas pueden llegar a ser caras; pero esto no implica que no haya en el mercado corbatas de menor costo y buena calidad. La corbata es una herramienta con la que puedes expresar tu personalidad, solo ten cuidado de que tus sacos, corbatas y camisas no tengan demasiados estampados que puedan pelear la atención del observador. Es importante que revises en tus corbatas dos cosas en cuanto a medidas:
  • Que en su parte más anchan tengan una medida de 3 a 3.5 pulgadas o que sean equivalentes en ancho, al ancho de la solapa de tu saco; de esa manera puedes guardar una proporción armónica.
  • Que el largo sea el adecuado para que al anudarlas la punta de esta llegue a la hebilla del cinto que portas.

Toma en cuenta estos detalles a la hora de hacer tus compras para que no hagas gastos innecesarios.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx

¡Participa con tu opinión!