Cada una de las cuatrocientas cuarenta y tres camionetas de Transporte Colectivo Foráneo en Aguascalientes cuentan con un dispositivo para gobernar la velocidad establecida en un máximo de 60 y 95 kilómetros por hora, en zonas urbanas y en carreteras, respectivamente, informó el dirigente de este gremio, Armando Santana Valdés.
Sin embargo, reconoció la existencia de choferes que manipulan estos dispositivos de regulación de velocidad, motivo por el cual se busca nueva tecnología para conectarla a la computadora de los vehículos y nadie pueda alterarlos o desconectarlos. Las multas pueden llegar hasta los 12 mil pesos.
Ante ello, el Enlace de Transporte Colectivo Foráneo trabaja con las autoridades competentes para detener a los choferes que conducen a exceso de velocidad y se les aplican infracciones por los dos conceptos, por manipular el dispositivo y por no respetar los límites de velocidad.
Armando Santana Valdés señaló que la multa económica por conducir con exceso de velocidad alcanza la cifra de los ocho mil pesos y la infracción por manipular el dispositivo gobernador de velocidad es de cuatro mil pesos, por lo que la sanción global puede alcanzar la cifra de los 12 mil pesos.
El presidente de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo detalló que estas sanciones todavía deben ser pagadas injustamente por los concesionarios tomando en cuenta que la falta es del chofer, si bien la Ley de Movilidad mantiene vigente la responsabilidad solidaria del patrón respecto de la infracción del operador.
Frente a esta situación, dijo que algunos concesionarios ya tienen contratos de trabajo con sus operadores en donde se acuerdan los compromisos mutuos y en algunos casos ha quedado establecido que las multas de transito cometidas por los choferes, los operadores las pagan y cubren los daños. Por último señaló que un grupo de 20 concesionarios que trabajan con 55 choferes ya aplican este tipo de medidas.