Con pleno reconocimiento a la valiosa y significativa labor que han venido desempeñando los Jueces y Magistrados de nuestro país.

El artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dispone que toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla, en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial.

Al tenor de este derecho humano, durante décadas el Poder Judicial de la Federación no solo ha sido guardián de la Constitución, sino también un transformador social a través de la salvaguarda y maximización de los derechos fundamentales de las personas.

Juezas y jueces, Magistradas y Magistrados han tenido en sus manos el reto de transformar a nuestro país, a través del complejo ejercicio de la interpretación constitucional, porque no se trata de meros aplicadores del contenido directo de la Constitución. Sus sentencias han dotado de nuevos sentidos y contenidos a la Constitución, donde la ley no ha tenido el alcance requerido.

El día de hoy, estamos frente a cambios significativos en la forma de ejercer el poder público y ante una posible resignificación de lo que implica ser una persona juzgadora.

Ante este escenario, me parece justo y pertinente hacer un recorrido por las principales cualidades y virtudes que debe tener un juez o Magistrado.

No es cosa de unos pocos años ni de pocos debates y experiencias, llegar a la conclusión de que el estado constitucional mexicano requiere de un Poder Judicial con servidores públicos autónomos, profesionales y sólidos, para garantizar la tutela jurisdiccional efectiva, consagrada en el artículo 17 de nuestra Carta Magna.

Cada caso que llega a los juzgados y tribunales es distinto, tiene variantes en su planteamiento, por lo que resulta importante tener en cuenta que la persona juzgadora lleva a cabo una tarea de deliberación que implica el análisis en sede jurisdiccional de cualquier clase de norma, así como su interrelación con los hechos y pruebas que en cada caso se generen. Esto implica una actividad compleja que requiere ser realizada por una persona con la preparación técnico-jurídica pertinente y la experiencia que la práctica judicial otorga.

Lo digo con conocimiento de causa, pues formé parte del Poder Judicial Federal por casi diez años y me llevó muchos años poder comprender y aterrizar la dinámica judicial.

Dos valores importantes en la impartición de justicia son la certeza y la confianza, los cuales van de la mano. Esta última es el reflejo de un trabajo constante que, precisamente, evidencia un actuar coherente y claro en un lapso de tiempo y hace que las decisiones sean respetadas y aceptadas; mientras que la certeza solo puede ser el resultado de que los fallos obedecen estrictamente a una serie de razones construidas o relacionadas de tal forma que hagan lógico y fuerte lo decidido, que si bien puede ser debatido, no refleje ninguna clase de sesgo o parcialidad.

Ningún fallo puede tener el más mínimo vestigio de beneficio de grupo, porque con ello se destruiría la certeza en el propio sistema jurisdiccional. En este tenor, el juez no debería entrar en el debate político, sino en el de la certeza jurídica.

El actuar del juzgador solo debe regirse por el respeto irrestricto a los principios de independencia, imparcialidad, objetividad, profesionalismo y transparencia, estar comprometido con la institución y con la sociedad y ser estudioso de todo lo que involucre su función.

Todo lo antes referido constituye el patrimonio del juzgador, el cual solo puede obtenerse a través de la repetición de un trabajo que, precisamente, denote esos compromisos.

Finalmente, he de referir que propiciar una confianza pública de que el judicial está impartiendo justicia de acuerdo al derecho no es tarea fácil, porque significa generar en el justiciable la certeza de que el juicio se está llevando a cabo de manera justa e imparcial, con un trato igualitario para ambas partes y sin un trazo de interés particular en el resultado del caso.