Presuntos casos de negligencia médica presentados ante la Coesamed (Comisión Estatal de Arbitraje Médico) resultan improcedentes, al comprobarse que los malos resultados tras una intervención médica o quirúrgica, obedecen a la falta de seguimiento y apego al plan terapéutico recomendado por los expertos en salud. El titular de la dependencia, Salvador Alonso Sánchez, recomendó a los pacientes atender de manera precisa las indicaciones de los médicos, con la finalidad de obtener resultados satisfactorios.
“Si bien actualmente la medicina ha logrado resultados importantes en el tratamiento hasta de las enfermedades más complejas, los resultados finales van ligados al cumplimiento estricto posterior a la intervención”. Aunque los médicos buscan el mejor desenlace para sus pacientes, dijo que es importante acatar las instrucciones para obtener la mejor solución posible.
Unas de las variables que tienen más influencia en los resultados de un procedimiento son las enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, la hipertensión y otros padecimientos relacionados con la obesidad que tienen una importante incidencia en México.
La Coesamed ha atendido diversas inconformidades en las cuales pacientes o familiares de los mismos, señalan que los resultados de un procedimiento no son los que ellos esperaban, por lo que tras ser indagados, se determina que los desenlaces negativos están relacionados con una mala continuidad de su tratamiento y por lo tanto no son responsabilidad del servicio médico ofertado.
«La medicina no es una ciencia exacta y los resultados de una intervención no pueden garantizarse al 100%, ya que son relativos a muchas variables comúnmente impredecibles. El paciente tiene la obligatoriedad de seguir las recomendaciones y el buen control en este tipo de padecimientos”.