La pandemia del COVID-19 ha restringido que más mujeres puedan circular en bicicleta por el miedo al contagio, aunado a que esperan que haya una mejor infraestructura que les brinde seguridad, reconoció la presidenta de la Asociación Aguas con las Chicas, Glenda Moreno Jiménez.

La activista destacó que previo a la pandemia, ya había muchas mujeres que se habían decidido andar en bicicleta, al ser un medio de transporte económico que permite que puedan circular con facilidad, sobre todo para quienes son estudiantes para poder ir a las preparatorias o universidades, e igualmente para las madres que transportaban a sus hijos para llevarlos a las escuelas.

Sin embargo, con la pandemia las mujeres son más miedosas y ello ha provocado que dejen de circular y por esa razón ya no se ven tantas rodando en bicicletas.

PEDALEAN CON LA PACIENCIA. En materia de seguridad dijo que siguen insistiendo ante las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y Vialidad para contar con todas las medidas necesarias a fin de que puedan circular con más tranquilidad. “Seguimos presionando con la Policía para que apoye más, entonces no nos queda de otra más que esperar”.

MÁS ESPACIO. Asimismo, Moreno Jiménez dijo que mantienen pláticas con las autoridades de la Coordinación de Movilidad para contar con más infraestructura. Prueba de ello es la ciclovía emergente recientemente inaugurada sobre la avenida Alameda hacia el segundo anillo donde incluso colocaron barreras. “Su titular Ricardo Serrano nos dijo que ya la van a dejar para que la gente pueda ir y venir de los fraccionamientos del Ojocaliente. Hay planes de trazar más para el Norte de la ciudad, sobre todo en la avenida Garza Sada y la que está en todo el Canal Interceptor”.

“Ahorita por la pandemia no han salido muchas a andar en bicicleta, se han restringido, aunque las rodadas las hemos seguido haciendo y hemos tenido un flujo de asistentes a las rodadas tremendamente”.
Glenda Moreno de “Aguas con las Chicas”