Claudia Guerrero y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Alfil o Reina. El operador de la 4T o la presidenta de la Corte.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió ayer a Carlos Antonio Alpízar, uno de los principales operadores del ex Ministro Arturo Zaldívar y actualmente jefe de la Unidad de Desarrollo Democrático de la subsecretaría de Gobernación.
Alpízar es investigado por ejercer presuntas presiones contra Magistrados para favorecer proyectos de la 4T.
López Obrador aseguró que se mantendrá como funcionario en Gobernación, pues consideró que las investigaciones no lo obligan a separarse del cargo. Incluso dijo que, de ser así, la Ministra Norma Piña también tendría que dejar la presidencia de la Corte.
«Pues sí porque, si no, se tendría que retirar la señora Piña, ¿no? En tanto esté en curso la investigación porque es implicada y todos los demás.
«Es un asunto eminentemente político por las circunstancias electorales y es también muy claro que son dos posturas porque hay dos proyectos distintos y contrapuestos de nación», sostuvo el Mandatario.
López Obrador confió en que las investigaciones al interior del Poder Judicial generen un debate público en el que se transparente información sobre cómo operan los juzgadores.
Carlos Antonio Alpízar se incorporó en marzo de 2023 a la Secretaría de Gobernación, entonces a cargo de Adán Augusto López. Fue nombrado jefe de la Unidad de Desarrollo Democrático.
Para entonces ya existía una denuncia ante la FGR en contra de Alpízar, por presuntas extorsiones a jueces y magistrados desde la Secretaría General de la Presidencia del Consejo de la Judicatura Federal, donde trabajó para el Ministro Arturo Zaldívar.
La Segob aseguró entonces que, por invitación del Presidente López Obrador, Alpízar entraría a la dependencia a fortalecer el trabajo en temas de justicia y derechos humanos.