Daniel Reyes, José Villasáez y Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Previo al mitin de la noche del miércoles en San Pedro de los emecistas Lorenia Canavati y Jorge Álvarez Máynez, cuyo escenario fue derribado por un ventarrón y cayó sobre los asistentes con saldo de nueve muertos, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitieron al menos tres alertas sobre fuertes vientos.
Las autoridades reportaron ayer oficialmente nueve muertos y, aunque se informó de 80 heridos, ayer se aclaró que 189 personas requirieron algún tipo de atención médica.
Hasta las 17:00 horas de ayer, 36 personas permanecían hospitalizadas.
Las alertas conjuntas del SMN y la Conagua iniciaron al mediodía, cuando advirtieron para las próximas horas de rachas de viento de entre 50 y 70 kilómetros por hora para Nuevo León.
Incluso alertaron de «posible formación de torbellinos o tornados».
La Conagua también advirtió que los vientos tendrían la intensidad necesaria para derribar árboles y anuncios publicitarios.
Los organismos federales extendieron la amenaza de ráfagas a las 15:00 horas y agregaron el riesgo de descargas eléctricas, identificando al área metropolitana de Monterrey como una de la zonas en peligro.
«Se pronostican lluvias y chubascos dispersos acompañados de descargas eléctricas y posible caída de granizo de diferente tamaño», consta en el informe.
La alerta fue ratificada por el SMN y la Conagua a las 18:00 horas, cuando inició el acto emecista en el Campo de Beisbol El Obispo, donde Canavati realizaría su cierre masivo de campaña por la Alcaldía de San Pedro y se esperaba la actuación del Grupo Bronco.
A las 20:00 horas, cuando Canavati estaba en el escenario con Álvarez Máynez y otros emecistas, como la candidata al Senado, Martha Herrera, la estructura metálica cayó sobre los cientos de asistentes en medio de fuertes vientos.
«Nos tomó por sorpresa», dijo ayer el Gobernador Samuel García en conferencia de prensa. «No estaba ni siquiera pronosticado en la ciudad una tormenta».
Ayer por la mañana, Erik Cavazos, director de Protección Civil estatal, aseguró que la estructura estaba bien, que no hubo fallas, y que la caída se debió a «vientos arrachados atípicos».
Por separado, la Fiscalía estatal informó que abrió una carpeta de investigación por lo ocurrido.
Y, aunque no dio detalles, señaló que se practicaron exámenes forenses a los restos de las personas que fallecieron, quienes fueron identificadas como José de Jesús, de 11 años, y su padre José Alejandro Gámez Sandoval; Antonia Reyes Hernández, de 44 años; Olga Rodríguez Dávila, de 60 años; María Eliza Esquivel Delgado, de 49 años, y Juana María Espinoza de la Rosa, de 53 años.
También se reportó el deceso de Martha Alicia Espinoza Coronado, de 64 años; Elvira de Anda Segoviano, de 76 años y Laura Zúñiga Espinoza, de 49 años.
Para Protección Civil de NL, la caída del escenario y la estructura se debió a los vientos arrachados atípicos y descartó fallas en la supervisión de Protección Civil municipal.