Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Marko Cortés, dirigente del PAN, demandó al Presidente López Obrador dar marcha atrás en su decisión de sobreexponer a las Fuerzas Armadas en tareas que no les corresponden, como construir bancos y trenes, administrar puertos, aeropuertos, aduanas y hasta dirigir áreas de otras dependencias.
Tras la detención del General Salvador Cienfuegos, indicó que colocar a miembros del Ejército frente a este tipo de actividades sin los controles civiles adecuados podría provocar que incurran en actos de corrupción, poniendo en riesgo la credibilidad y honorabilidad de esta institución que actualmente cuenta con una alta confianza de la ciudadanía.
“Acción Nacional manifiesta su total respaldo al Ejército y a la Marina, pero al mismo tiempo advierte que se debe preservar en todo momento la integridad y la institucionalidad de las Fuerzas Armadas, esa conducción es responsabilidad del Comandante Supremo, en este caso el Presidente de la República, quien equivocadamente ha venido sobrecargando las tareas a las y los militares”, expresó.
Cortés lamentó la detención del ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional por las graves implicaciones que tiene para las Fuerzas Armadas y para la vida institucional del país.
Reprochó que el Ejecutivo federal insista en militarizar muchas funciones públicas que son del orden civil y “muchas de ellas correspondientes a la iniciativa privada, en detrimento y desgaste de sus obligaciones primarias”.
“Resulta muy preocupante porque una vez más el actual Gobierno ha incumplido sus promesas de campaña de regresar el Ejército a sus cuarteles, de dejar en manos civiles la Guardia Nacional y las funciones propias de esa Policía Nacional, que debería estar encargada de combatir al crimen organizado como una responsabilidad propia de la seguridad interior y pública, que es precisamente su competencia constitucional y legal”, agregó.