El titular de la Coprisea, Octavio Jiménez Macías, advirtió sobre el uso de los depósitos, garrafones, bidones, recipientes o envases que se utilizaron para contener gasolina u otro tipo de hidrocarburo, ya que se quedan con residuos peligrosos.
No deben volver a usarlos para almacenar líquidos comestibles, y su destino final, debe estar a cargo de empresas autorizadas por la Semarnat.
Hizo hincapié en que para evitar riesgos a la salud de la población e impedir que estos recipientes se utilicen nuevamente para almacenar agua, se recomienda perforarlos.
La Norma Oficial NOM-201-SSA1-2002, Productos y Servicios. Agua y Hielo para Consumo Humano, Envasados y a Granel, establece los requisitos que deben tener los envases que contengan agua para consumo humano. Señala que los envases que contuvieron sustancias tóxicas no podrán volver a utilizarse, por lo tanto no serán recibidos para su llenado del vital líquido.
“Si se presentan molestias a la salud, es importante acudir al médico y reportar a la Cofepris al número telefónico gratuito 01800 0335050”.
Comentó que en estas fechas con el desbasto de gasolina, hay quienes utilizan garrafones de agua para trasladar el combustible, y así como hay gasolineras que no surten en recipientes, hay las que lo hacen.
“El problema se da cuando la familia quiere volver a surtirlo de agua. En las tiendas de abarrotes, supermercados o cualquier otro establecimiento, los encargados deben estar alertas y no recibir garrafones con olor a combustible”.