Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A pesar de que la reforma laboral se ha ido aplicando en México, la corrupción sindical sigue viva en los centros de trabajo y se permite el fortalecimiento de los contratos de protección, denunció la IndustriALL Global Union.
En un informe entregado a la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, expuso que a nivel estatal, los avances de la reforma no son los mismos que en la federación, porque existen grupos económicos de influencia regional que mantienen todo control sobre las instancias de administración de justicia, de registro y actualización sindical.
«En muchos lugares afuera de la capital, quedan instaladas las mismas redes de influencia, complicidad y corrupción», señaló el informe de esta federación sindical mundial que representa a 50 millones de trabajadores a nivel global.
Recordó que el sistema de los contratos colectivos de protección es un modelo que se ha sostenido en la imposición de organizaciones sindicales afines a patrones y gobierno para nulificar la organización sindical y evitar una autentica negociación colectiva.
Criticó que el Gobierno federal haya «reciclado» funcionarios de administraciones anteriores que están identificados con lo que llamó la cadena de corrupción de los contratos de protección.
«En varias ocasiones, este tráfico de influencias ostenta sus vínculos con el nuevo gobierno, evidenciando la reproducción de las prácticas de control de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje por los grupos económicos y políticos en el poder; como lo han denunciado en su momento diversas organizaciones sindicales», subrayó