Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) advirtió sobre los riesgos del trato diferenciado en supermercados y establecimientos que comercializan alimentos y productos esenciales, como los horarios de atención por edad.

En un pronunciamiento, indicó que si bien ese tipo de medidas pueden tener buenas intenciones para evitar el contagio de Covid-19 de grupos de mayor riesgo, también podrían imponer una “carga injustificada” o discriminación sobre las personas a las que se pretende proteger.

Exhortó a supermercados, tiendas o expendios a que los horarios de atención por edad sean solo preferentes y no obligatorios para personas adultas mayores y otros grupos con mayor riesgo de complicaciones frente al contagio.

A partir de las recomendaciones federales sobre las medidas a implementar en esta contingencia, algunos comercios han establecido medidas cuya intención es la protección de la salud de grupos que tendrían mayores complicaciones ante un posible contagio.

Sin señalar cuáles, el Conapred indicó que ciertos establecimientos determinaron horarios fijos de atención para personas adultas mayores o la prohibición al acceso de este grupo, así como de niñas, niños y mujeres embarazadas.

“Si bien debe reconocerse que estas medidas pretenden proteger a estas poblaciones, debe señalarse que una deficiente aplicación de las mismas podría constituir actos de discriminación”, advirtió.

“Pues al implementar tales medidas de forma no razonable ni proporcional, pueden convertirse en restricciones injustificadas a los derechos”.

Al limitar el acceso a los establecimientos, agregó el órgano, se ignoran las circunstancias específicas de las personas que, precisamente, requieren más y mejores opciones para poder realizar la compra de víveres básicos.

“Se les impide aprovechar el apoyo solidario de otras personas en los horarios en que puedan transportarles e incluso se propician separaciones familiares indeseables en el lugar”, abundó.