Denuncian organizaciones ambientalistas las deplorables condiciones y el elevado riesgo en que se encuentra el Relleno Sanitario de San Nicolás, por lo que de ser el mejor en Latinoamérica pasó a ser un simple tiradero a cielo abierto que contamina el agua, aire y suelo aumentando la vulnerabilidad de quienes viven en Aguascalientes y generando un severo impacto ambiental.

En conferencia de prensa, María Esther Figueroa, directora de Asesoría en Gestión Ambiental Técnica Senior de IMEXA, denunció la mala calidad de la operación, mantenimiento y atención del sitio por periodos prolongados, lo que evidencia el mal manejo del sistema de extracción, conducción y tratamiento de los jugos de la basura, mejor conocidos como lixiviados en general en todo el sitio, cuyos escurrimientos están impactando ya aguas abajo del arroyo natural, el suelo y por ende a aguas subterráneas.

Por su parte, Gina Ventura, directora del IMEPP, resaltó la falta de compactación y cobertura de los residuos que por lo menos no se ha hecho desde hace 5 años, lo cual incrementa el riesgo de incendios y explosividad, además de favorecer la proliferación de fauna nociva, todo lo cual provoca la pérdida de la vida útil del relleno, además del impacto ambiental con más de 40 millones de toneladas de residuos dispuestos a lo largo de 20 años, por lo que requiere de la atención inmediata y permanente en el corto plazo.

En su intervención, María Guadalupe Castorena Esparza, presidenta de Movimiento Ambiental de Aguascalientes, afirmó que si bien la Proespa determinó el cierre temporal de las etapas 4, 5, 6 y 6 “A” por el mal manejo de los lixiviados y la mala operación en la falta de compactación y cobertura, se requieren acciones más enérgicas para que se corrijan todas las anomalías, por lo que hicieron un urgente llamado a las autoridades de los tres niveles de Gobierno a dar soluciones claras, concretas, comprobables, monitoreadas permanentemente, profesionales e inmediatas, no sólo a corto, sino a mediano y largo plazo.

“Si bien el Municipio de Aguascalientes es el responsable de esta problemática, se requiere de la intervención decidida de todos los niveles, dando soluciones definitivas y de cara a la sociedad, que aseguren la excelencia en la prestación del servicio y una buena calidad de vida para la población de todo el estado”.