Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Apenas arrancó la temporada de influenza cuando distribuidores comenzaron a ofrecer a médicos privados vacunas falsificadas.
El primero de octubre, la pediatra Karen Rosales recibió un mensaje de un distribuidor que le ofreció conseguirle la vacuna de la marca Fluzone.
“¿Te interesan, tienen un costo de $5000?”, decía el mensaje.
La doctora, que radica en Nuevo León, observó que el producto parecía estar en orden, sin embargo, detectó que las cepas no correspondían a las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para esta temporada.
“Me di cuenta que la cepas que venían no son las cepas que se dijo que Fluzone iba a traer y que la OMS ha puesto como las cepas que debe contener la vacuna contra la influenza en esta temporada”, contó en entrevista con REFORMA.
“Todos los años van cambiando las cepas (…) Checando yo en internet (la vacuna ofrecida), pues eran unas cepas que si se utilizaron, pero en el 2017”, explicó.
Al notarlo, le escribió al distribuidor, quien justificó que había sido engañado por su proveedor. “Dijo que él no era el transa, que también lo engañaron”.
Entre colegas se alertaron de la venta irregular, pero indicó, sólo es un grupo de médicos y pudo haber varios timados.
“Cuando él se disculpó conmigo me dijo que ya le había vendido a varios doctores y que de hecho estaba devolviendo ese dinero y recuperando las ampolletas”, expuso.
Ayer la Cofepris emitió dos alertas luego de que se detectara la falsificación de la vacuna de influenza Fluzone y la venta irregular de Vaxigrip, de uso exclusivo del sector salud.
La vacuna falsificada Fluzone de Sanofi se ofrece con el registro sanitario 146M2014 SSA y los números de lotes: EUH2174AC, EUH071AB y E0H071AB, todos con fecha de caducidad ENE 22.
El laboratorio manifestó que los lotes señalados no han sido fabricados ni distribuidos por ellos y no los reconoce como propios.
La segunda alerta denuncia la comercialización ilegal de la vacuna contra influenza Vaxigrip, de la misma compañía, producida para uso exclusivo del sector salud, con número de registro sanitario 478M96 SSA y los números de lotes: U3J091V y U3J481V, ambos con fecha de caducidad junio 2021.
Empresas como Regia Medi-k, ofrecieron en días pasados Vaxigrip en 450 pesos y presumieron disponibilidad de lotes de hasta 300 dosis.
Al respecto, la Asociación Mexicana de Vacunología destacó que el uso de este tipo de vacunas representaría un peligro porque no tiene rastreabilidad o trazabilidad de su manejo adecuado.
Alejandrina Malacara, directora médica de Sanofi Pasteur, indicó que por el momento, en el sector privado no se puede ofrecer la vacuna contra influenza.
“Si ahorita alguien está cobrando por la vacuna, esa vacuna no es buena digamos, no sé de dónde la sacaron, ahorita no puede nadie vender nada, nadie una vacuna en el sector privado, ni por internet y nada”, advirtió.