Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con un retraso educativo de hasta tres grados escolares regresarán alumnos de nivel básico a las aulas en México debido al confinamiento por la pandemia y a fallas en la estrategia Aprende en Casa, advirtió Mexicanos Primero.

La organización civil presentó ayer los primeros resultados de un estudio aplicado a 2 mil niñas, niños y adolescentes del sur del País, de entre 10 y 15 años, inscritos en escuelas públicas.

Detallaron que las encuestas –aplicadas entre abril y mayo de 2021, aunque todavía hace dos semanas continuaban en campo– se enfocaron en matemáticas y comprensión de lectura, consideradas como conocimientos básicos, así como en emociones, experiencias y situaciones de cada familia.

Felipe Hevia, director del Proyecto Medición Independiente de Aprendizajes (MIA), uno de los colaboradores del estudio, explicó que los primeros resultados reflejan que el 61.6 por ciento de los alumnos no comprende un texto de cuarto grado de primaria; 41.8 por ciento, no entiende un texto de segundo grado de primaria y el 14.8 por ciento, no puede leer una historia.

Sobre el rezago en matemáticas alertó que el 88.2 por ciento de los encuestados no pudo resolver un problema de tercero de primaria; 36.4 por ciento, no completó de forma acertada restas simples; el 25.8 por ciento, no pudo hacer sumas con acarreo, y 96.5 por ciento, no logró resolver una operación con fracciones, es decir, sólo el 3.5 por ciento pudo responder adecuadamente los últimos ejercicios.

Este rezago, dijo el también profesor e investigador de Flacso, afecta a las y los niños de todas las edades, pone en riesgo su trayectoria escolar y la posibilidad de resolver problemas cotidianos.

Por su parte, el presidente de Mexicanos Primero, David Calderón, precisó que estos datos son un adelanto de una investigación sobre el aprendizaje y necesidades de comunidades escolares, ante la negativa de la Secretaría de Educación Pública de entregar datos, pese a diversas solicitudes.

“No hay evidencia actualizada sobre lo que pasó con los estudiantes en 14 meses con las escuelas cerradas. Se desconoce la gravedad del abandono y aprovechamiento de Aprende en Casa. No hubo interés, ayuda, ni respuesta gubernamental para ofrecer acceso a internet o planes preferenciales de datos para los millones de docentes y estudiantes”, señaló.

Los datos obtenidos en la primera parte de este estudio, resaltó Calderón, son preocupantes, pues implican un retroceso de tres grados o niveles educativos en un País en el que el 52 por ciento de sus alumnos mostraba rezagos en matemáticas y comprensión lectora previo a la pandemia, según Pisa.

“Más que buscar un cambio en el plan de estudios, se requiere un cambio en el enfoque, un cambio en la práctica pedagógica, una adopción de los profesores convertidos en grandes expertos para diagnosticar las situación de sus alumnos y para saber que en cada caso se requieren actividades diferenciadas”, dijo.