Iris Velazquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Especialistas advirtieron que de aprobarse el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2021, se descobijaría a programas educativos y otros desaparecerían, lo que generará severas restricciones para que alumnos y maestros enfrenten los efectos de la pandemia.

En el análisis “Proyecto de Presupuesto Educativo 2021 ¿Alcanza para atender los desafíos impuestos por el Covid-19?”, realizado por la organización México Evalúa y el Tecnológico de Monterrey, se refiere que al ser las becas el principal instrumento para la política educativa del Gobierno federal, el costo será de menos recursos estratégicos.

“Con el proyecto de asignación presupuestal, el sector educativo enfrentará severas restricciones para atender los efectos de la pandemia”, alerta.

El documento detalla que el 33 por ciento del ramo 11, que está destinado a las estrategias para educación y su efectividad, irá a la gobernanza y administración; el 24 por ciento a becas; el 5 por ciento a materiales e infraestructura; el 2 por ciento a cultura y deporte; el 1 por ciento a primera infancia; y el 1 por ciento al desarrollo de habilidades.

También se resalta que pese a que desde el Estado se habla de la importancia de los docentes, se descuidó el recurso para su capacitación.

“Los docentes son lo más importante hasta que hay que invertir en su acompañamiento y formación. Una buena estrategia para el acompañamiento docente requiere capacitación a través de los asesores técnicos pedagógicos especializados. Pero, no hay dinero para su contratación”, se expone.

El presupuesto para el Programa de Desarrollo Profesional Docente sufriría un recorte del 49 por ciento.

Además, los expertos critican que el PEF no tiene contemplados recursos para el Programa de Escuelas de Tiempo Completo.

“Los estudiantes están sufriendo afectaciones en sus aprendizajes. Programas como Escuelas de Tiempo Completo podrían ayudar a atender ese desafío, pero no se prevé presupuesto para 2021”, reprochan.

Agregan que pese a que los jóvenes ahora tienen el derecho constitucional de acceder a la educación media superior y superior, no se contemplan más recursos para las instituciones públicas de estos niveles.

Universidades como la UNAM, el IPN, el Tecnológico Nacional de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Colegio de Bachilleres conservarían el presupuesto de 2020, solamente el Conalep registra un 6 por ciento de incremento.

Otra contrariedad que se subraya es que mientras en México por primera vez en 20 años se redujo el número de jóvenes estudiando media superior, en el proyecto de PEF se elimina el Programa de Expansión de Media Superior y Superior, el cual incluía el fondo de gratuidad para la educación superior y Prepa en Línea.

Asimismo, se señala que la iniciativa no contempla partidas específicas para atender las limitantes tecnológicas de estudiantes y profesores para que faciliten el aprendizaje a distancia.

Tampoco se prevén recursos para hacer evaluaciones que guíen los esfuerzos de docentes para recuperar los aprendizajes afectados de los alumnos.