Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Usuarios de plataformas sociales alertaron por un tipo de fraude en el que se utilizan perfiles apócrifos o clonados para simular operaciones de compraventa y solicitar pagos o depósitos.
Según personas que han sufrido un intento de fraude de este tipo, son contactadas por presuntos familiares que viven en Estados Unidos para pedirles su dirección en México y enviarles supuestos regalos o compras realizadas.
«Recibí un mensaje de una amiga de Estados Unidos», contó una afectada, «pidiéndome la dirección de mi casa para poner un negocio en Monterrey, se la di, pero luego llegó un aviso de DHL donde me decían que se pondría en contacto un agente aduanal conmigo.
«Revisé bien porque se me hizo raro», añadió, «el messenger era igualito al de mi amiga, le faltaba una letra, era hasta la misma foto de perfil. Hablé con mi amiga y ella me negó todo».
En otros casos, se simula un envío y un supuesto operador de alguna empresa de paquetería solicita un pago de impuestos para que el «regalo» llegue a México.
Marya, una afectada, contó que a su departamento llegó un regalo enviado mediante Mercado Libre, pero no lo abrió. Después llegó una niña en un taxi y comenzó a buscar en los buzones de los departamentos.
«(La niña) decía que el paquete se envió ahí por error», contó la mujer, «….(pero) ella es de Escobedo y allá no existe una colonia con el mismo nombre».
Una fuente de la Fiscalía General de Justicia explicó que, en otras ocasiones, delincuentes hacen compras con tarjetas de crédito clonadas o robadas.
Datos de la Fiscalía indican que durante el 2021 se denunciaron 601 casos de algún tipo de extorsión o fraude telefónico.
Al simular supuestas operaciones de compraventa o incluso para recibir supuestos regalos una banda está utilizando datos apócrifos y clonando perfiles de Facebook e Instagram para solicitar pagos o depósitos en Monterrey.
Los afectados señalan que al ofrecerles un supuesto regalo sorpresa, principalmente de familiares en Estados Unidos se contactan mediante mensajes privados y solicitan datos para «enviar» el supuesto regalo.
«Recibí un mensaje de una amiga de Estados Unidos, pidiéndome la dirección de mi casa para poner un negocio en Monterrey, se la di, pero luego llegó un aviso de DHL donde me decían que se pondría en contacto un agente aduanal conmigo», explicó una de las afectadas.
«Revisé bien porque se me hizo raro».
«El Messenger era igualito al de mi amiga, le faltaba una letra, era hasta la misma foto de perfil», alertó, «hablé con mi amiga y ella me negó todo».
La afectad señaló que posteriormente recibió una supuesta llamada de la paquetería donde le pedían el cobro de impuestos aduanales, pero al negar la mercancía y solicitar más información ya no hubo más insistencia».
Según la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León durante el 2021 hubo 5 mil 690 reportes de extorsiones.
Y las indagatorias han ubicado que el 80 por ciento se realiza de dos penales de la Ciudad de México y uno más de Tamaulipas.
Una parte pequeña se hace desde los penales de Nuevo León.
Las autoridades estiman que hay un 94 por ciento de cifra negra en este tipo de delitos porque los afectados no los denuncian, solo los reportan.
Datos de la Fiscalía General de Justicia indican que durante el 2021 se denunciaron 601 casos de algún tipo de extorsión o fraude telefónico; en el 2020, 389; en el 2019, 509, y en el 2018 fueron 536.
En otros casos simulan un envío y un supuesto operador de la empresa de paquetería DHL les solicita un pago de impuestos para que el regalo llegue a México.
Este tipo de fraudes forma parte de una larga listas de modus operandi utilizados por bandas dedicadas al «fraude hormiga», explicó una fuente.
Este tipo de fraude no busca grandes depósitos y solicita pagos que van desde los mil hasta los 100 pesos.
Otra de las variantes reportadas a EL NORTE recientemente es el de «compra falsa».
Marya, una de las afectadas, contó que a su departamento llegó un regalo enviado por la empresa de Mercado Libre.
«Llegó el repartidor y dijo mi nombre, me entregó el paquete y lo dejó ahí», explicó.
«Le comenté que no había pedido nada».
«Pero me dijo que lo reportara y programara un regreso».
La mujer señaló que ante la insistencia de la familia no lo abrió, pero cambiaron de opinión cuando observaron a una niña buscar algo en los buzones de los departamentos cercanos.
«La niña bajó de un taxi y decía que el paquete se envió ahí por error, pero mis datos estaban muy completos para que fuera error, además ella es de Escobedo y allá no existe una Colonia con el mismo nombre y menos una calle así», explicó la afectada.
Una fuente de la Fiscalía General explicó ayer que este tipo de compras las hacen usuarios falsos que clonan a otros usuarios y utilizan tarjetas de crédito clonadas o robadas, y buscan la forma de evadir los métodos de seguridad de los portales.
Aunque destacó que esta modalidad ha ido disminuyendo por los nuevos sistemas de blindaje de tarjetas y de los portales de venta.

¡Participa con tu opinión!