Con casi el doble de decesos que en un escenario catastrófico se habían presagiado para México, la especulación por la crisis de salud se ha agravado a pasos acelerados, ahora la delincuencia organizada hace de las suyas y ha subido un nivel, pues se ha volcado a la falsificación y venta ilegal de la vacuna contra el COVID-19, dio a conocer Raúl Sapién, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Indicó que ahora que se preparan las autoridades para la adquisición de vacunas y comenzar con el principio de la protección a la población mexicana, ya circula una falsa contra la influenza en el mercado negro en México; en tanto la Profeco sigue alertando a la población sobre productos milagro que engañan al consumidor, entre ellos “un llavero anti-COVID”.

Hizo hincapié en que en varios estados del país se ha regresado al semáforo sanitario rojo y a un nuevo desborde en cuanto a la capacidad de los hospitales, por lo que “como Consejo Nacional de Seguridad Privada y por los convenios que tenemos con distintas instituciones, emitimos esta nueva alerta, a manera de labor social en un momento que se precisa sumamente difícil y de alto riesgo para todos los mexicanos”.

En algunas partes del país, se han llegado a denunciar vacunas falsas y venta ilegal de las mismas, sobre lo cual no se tiene conocimiento que se tenga un control, lo cual podría enmascarar todavía más los indicadores que presenta la Secretaría de Salud y disparar de manera exponencial la cifra negra en cuanto al número de contagios y defunciones por COVID-19.

En una conferencia virtual, el experto en seguridad privada indicó que la situación podría complicarse más todavía, luego que la Interpol ha dado a conocer la detección de grupos criminales que están ejecutando planes de robo, adulteración y venta ilegal de la vacuna contra el COVID-19, lo que deja ver que la aplicación de las vacunas que el Estado ha comprado a Pfizer, tendrá “una competencia monstruosa” que debe ser ya considerada por las autoridades estatales y federales.

Raúl Sapién subrayó que ya no es sólo el tema de analizar la vacuna, sino cómo los grupos delincuenciales buscarán falsificarla y la vayan a promocionar, pues dijo, hace apenas unas semanas el presidente López Obrador reconoció en su mañanera, que hay casos de vacunas falsas contra la influenza, lo cual es muy peligroso y un foco de alerta a lo que pudiera pasar con la del SARS-CoV-2.

Hay que recordar que la delincuencia ha montado laboratorios clínicos apócrifos en distintas partes del país, donde se llevan a cabo pruebas simuladas de SARS-CoV-2 y se falsifican resultados, defraudando a la población y poniendo en riesgo la vida y la salud de miles de personas.