Benito Jiménez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La marca del licor de agave Rancho Escondido sumó 29 denuncias en ocho entidades del País en contra de grupos delictivos dedicados a la adulteración de la bebida.

Sólo en Guerrero las bebidas piratas que usaron esa y otras marcas causaron al menos 14 muertes en días pasados.

Sin embargo, la defensa de la marca encabezada por Marco Antonio del Toro, afirmaron que los grupos delictivos también expandieron la adulteración de la marca en Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Edomex, Michoacán y la Ciudad de México.

“Es un problema de grandes dimensiones en donde las autoridades necesitan poner atención porque existen vidas de por medio”, dijo a REFORMA Del Toro.

A mediados de septiembre la Fiscalía de Guerrero deslindo a la marca Rancho Escondido de los decesos reportados en ese Estado y concluyó que se trató de bebidas adulteradas.

“Quedó corroborado plenamente por la autoridad mediante sus estudios periciales que la calidad de Rancho Escondido reúne los más altos estándares de salubridad; lo que ha sido, es y será el motor principal de la marca y su compromiso ante sus consumidores”, presumió la marca.

“Bien claro quedó que en México hay bandas criminales que falsifican y/o adulteran bebidas alcohólicas y que es imperioso combatir esa actividad criminal que, como sucedió en Guerrero, puede causar graves daños a la salud. Rancho Escondido puede ser adquirido en comercios establecidos con la confianza para sus consumidores de que se trata de un producto de altísima calidad”, añadió el abogado.