César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante la Administración de Joe Biden, al menos 3 mil 250 migrantes que se encontraban varados en el norte de México debido a las políticas migratorias de Estados Unidos fueron víctimas de secuestros, violaciones, tráfico de personas y otros delitos, de acuerdo con Human Rights First (HRF).
La organización, basada en Nueva York, emitió el lunes una actualización de sus reportes, en la que critica a la Administración Biden por continuar con las expulsiones exprés que inició su antecesor Donald Trump.
“Al 17 de junio de 2021, Human Rights First ha rastreado 3 mil 250 secuestros y otros ataques, incluida la violación, la trata de personas y asaltos armados violentos, contra solicitantes de asilo y migrantes expulsados o bloqueados en la frontera entre Estados Unidos y México desde que el Presidente Biden asumió el cargo en enero”, señaló.
“Este recuento incluye incidentes publicados en los medios, entrevistas de solicitantes de asilo por Human Rights First, información de abogados y proveedores de servicios humanitarios en la frontera, así como más de 2 mil 700 incidentes reportados de ataques violentos contra migrantes y solicitantes de asilo varados en México que fueron recibidos a través de una encuesta electrónica en curso realizada por la organización Al Otro Lado y revisada por Human Rights First”.
El reporte recuerda que Trump inició las expulsiones de migrantes hacia México bajo el llamado Título 42, invocado como una medida para evitar la propagación del Covid-19.
En su visita a México, Alejandro Mayorkas, Secretario de Seguridad Nacional de EU, aseguró que el Título 42 continuará aplicándose, enviando a los migrantes de terceros países hacia México.
“La Administración Biden parece continuar con esta política ilegal como una herramienta de política migratoria, para intentar disuadir a los refugiados de buscar el asilo que les salve la vida en Estados Unidos”, planteó HRF.