Alerta la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes de la proliferación de defraudadores turísticos a través de redes sociales o que utilizan páginas apócrifas por internet con la oferta de paquetes de viajes a precios irreales, denunció su presidente nacional Eduardo Paniagua Morales.
En el marco de la toma de protesta de la nueva Mesa Directiva de la AMAV Aguascalientes para el periodo 2021-2023 que preside en la entidad, Beatriz Flores de la Torre, comentó que principalmente en las redes sociales de Facebook y en otras más hay muchos defraudadores turísticos, los cuales tienen muchas características y cada vez son más inteligentes.
Señaló que la forma de operar de éstos es mediante el engaño, ya que el gancho es que ofrecen paquetes de viajes a costos que no son reales, “por poner un ejemplo, un hotel de 5 estrellas en Cancún, Quintana Roo para 2 adultos y 2 niños, tres días cuesta 73 mil pesos y ellos lo dan en 35 mil pesos, ni siquiera un día y medio y hay gente se deja engañar por estos conceptos”.
Estableció que actualmente México se posiciona en el primer lugar de fraudes cibernéticos en toda Latinoamérica y este tipo de casos ya se le han hecho saber al secretario de Turismo, Miguel Torruco, y se le ha informado también a la Policía Cibernética, por lo que actualmente trabajan con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para que ellos sean parte de un proyecto de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes a nivel nacional, a fin de que cuando haya un fraude, de manera automática se pueda congelar la cuenta bancaria de este defraudador turístico.
Reconoció que es un proceso muy complicado, toda vez que las leyes no están muy adecuadas para este tipo de situaciones, sin embargo, van avanzando, por lo que la AMAV tiene el correo: quejasydenuncias@amav.org donde el turista o el agente de viajes puede hacer la queja y se manda también a la Policía Cibernética y ésta a su vez a la UIF.
Dijo que el problema es que la Policía Cibernética no puede entrar de manera rápida porque para que sea un delito federal tiene que haber un monto mayor de 500 mil pesos y los montos de fraude generalmente son de 35 mil, 50 mil o 74 mil pesos y en tal caso se presenta la denuncia ante la Fiscalía del Estado. “Ahí es donde entra la AMAV y pide las denuncias para canalizarlas a la Policía Cibernética y la UIF, hacemos un acumulado y se hace una denuncia por grupo logrando que esto se lleve a una eficacia más rápida para la atención del turista”.