Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante hechos violentos y la presencia del crimen organizado, ocho estados del País están considerados como focos rojos para los comicios del 2 de junio, por lo que el Gobierno federal desplegará 143 mil 800 elementos en la jornada electoral en esas entidades. Se trata de Chiapas, Guerrero, Tabasco, Sinaloa, Michoacán, Tamaulipas, Sonora y Zacatecas.
En todo el País, el día de la votación, se desplegarán 259 mil 500 elementos de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina.
Así lo informaron integrantes del Gabinete de Seguridad a los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) en la reunión que sostuvieron ayer para detallar la estrategia gubernamental en materia de seguridad en los próximos 15 días.
De acuerdo con funcionarios electorales, la vigilancia se dará por etapas. Del 1 al 27 de mayo estarán desplegados 27 mil elementos de las tres corporaciones en todo el País. Cinco días antes de los comicios, ese número de incrementará y 72 horas antes habrá un refuerzo hasta llegar a la cifra total.
Los consejeros mostraron su preocupación particular por Chiapas, debido a que durante todo el proceso electoral han tenido problemas para que los capacitadores entraran a comunidades a buscar a funcionarios de casilla y para instalar urnas.
Se informó que la Defensa Nacional tiene en sus bases militares 14 mil 986 elementos y prevé que en los próximos días se incorporarán a mil 425 uniformados para reforzar la seguridad en la zona.
En la reunión, las autoridades les informaron que 4 mil 959 elementos están participando en diversas acciones que realiza el INE en la organización de la elección, tanto federal como local.
De ese número, 4 mil 251 militares cuidarán instalaciones del INE, tanto 300 juntas distritales, bodegas donde se guardan las boletas, oficinas centrales e inmuebles de OPLES.
Mientras que otros 708 elementos prestaron el servicio para escoltar las boletas y ayudarán en la cadena de custodia cuando estas vayan a funcionarios de casilla y después de la votación a las juntas distritales para el cómputo final.
Por separado, la consejera Claudia Zavala reconoció que existen dificultades para instalar alrededor de 500 casillas por desplazamientos por inseguridad o problemas comunitarios.
Sin embargo, aclaró que ese número disminuirá por las negociaciones que se están realizando.
«Para las personas que están en esa situación, generamos un modelo de casilla especial, obviamente por cuestión de seguridad de las personas, como se trata de desplazados», explicó.
«Esta es una información que no se hace pública, de donde se van a instalar estas casillas, para que las personas que estén registradas en ese listado, que tengan autorizado ese reseccionamiento, puedan acudir».
En el encuentro participaron los Secretarios Luisa María Alcalde, de Gobernación; Luis Cresencio Sandoval, de la Defensa, Rafael Ojeda, de la Marina, y la Canciller Alicia Bárcena, así como el comandante de la GN, David Córdova Campos, y el subsecretario de Seguridad Pública, Luis Rodríguez Bucio, entre otros.
También la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, y los consejeros Norma de La Cruz, Carla Humphrey, Rita Bell, Dania Ravel, Claudia Zavala, Arturo Castillo, Uuc-kib Espadas, Martín Faz, Jorge Montaño y Jaime Rivera Velázquez.