Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El ex consejero electoral Jaime Cárdenas y el politólogo José Antonio Crespo coincidieron en alertar sobre el peligro de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador pueda perder la legitimidad democrática con la que llegó al poder, por un desempeño a base de decretos anticonstitucionales como el que pretende emitir con relación a la militarización de la Guardia Nacional.

Cárdenas dijo que el Presidente debió consultar sobre esa decisión sobre la Guardia Nacional y calificó esa medidas como una «aberración», producto de la desesperación por no poder hacer cambios constitucionales en esa materia.

En el marco de un conversatorio titulado «Semiótica presidencial» organizado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ambos analistas y politólogos reflexionaron sobre la paradoja que implica que un Presidente que llegó favorecido por la democracia electoral quiera mermar esa misma democracia y caer en abusos de poder por la imposibilidad de cumplir con su plataforma electoral con la que ganó la elección.

«El Presidente está poniendo por encima la legitimidad del voto por encima de la legitimidad que proviene del sistema constitucional.

«Tendríamos que decir al Presidente: por más legitimidad democrática que usted tenga señor Presidente, usted no puede vulnerar la Constitución, no puede ir contra los derechos humanos, no puede ir contra la supremacía de las normas fundamentales de nuestro sistema, no puede deslegitimarse en el ejercicio», alertó Cárdenas.

Explicó que el contexto en que López Obrador ha decidido optar por un decreto ante reformas constitucionales de difícil aprobación es la paradoja de haber llegado con un respaldo de 30 millones de votos y no poder llevar adelante la plataforma electoral que promovió.

«Creo que lo que se encontró López Obrador fue un País destrozado, un País sin la institucionalidad suficiente para ejercer ese poder que deviene de los 30 millones de votos y entonces se dan estas aberraciones de querer gobernar a golpe de decreto, de vulnerar toda la jerarquía normativa prevista en nuestro sistema legal y constitucional, pero es esa desesperación porque no puede realizar lo que le prometió al pueblo», añadió el jurista.

El analista José Antonio Crespo coincidió con Cárdenas, sobre todo en el señalamiento de que en el País se había avanzado en las últimas décadas en la democracia electoral y en las reglas del acceso al poder.

Explicó que en contra de lo señalado por muchos críticos, lo vivido en procesos como 1997 y 2000 y otros más no fueron una simulación sino avances democráticos de la nación.

Alertó sobre el peligro de frenar o retroceder en el ejercicio abusivo del poder y coincidió que la gran legitimidad democrática con la que llegó AMLO puede ser mermada en el ejercicio del poder, sin contrapesos.

En la inauguración del evento que tuvo como sede la Escuela Judicial Electoral, participaron magistrados electorales, legisladores y comisionados de transparencia.

El magistrado Felipe de la Mata destacó la importancia de abordar el tema del presidencialismo mexicano, de su características particulares, de sus facultades metaconstitucionales, así como de quitar el fetiche con el que se ve esa figura en el País.