Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El proceso de modificación y actualización de los libros de texto gratuitos requiere “cocinarse” lentamente, pues es una tema crucial para el desarrollo educativo del país, señaló la Arquidiócesis de México.
“Por ello, es fundamental realizar procesos objetivos, apegados a criterios y principios pedagógicos, blindados y libres de cualquier ideología, encaminados a la verdad y al aprendizaje”, indicó en el editorial de semanario “Desde la fe”.
De acuerdo con la jerarquía católica, ni la prisa ni la urgencia son buenas consejeras se de revisar libros de texto se trata.
“Tanto la prisa como la urgencia nos llevan a procesos sin metodología ni orden, y despiertan sospechas sobre una posible manipulación ideológica, que traería de regreso un adoctrinamiento de parte del Estado hacia los niños mexicanos. Esta cuestión ha sido intentada en el pasado y fue rechazada por la sociedad, específicamente por los padres de familia, que tienen el derecho de decidir, junto con las autoridades educativas, sobre la formación de sus hijos.
“Sería muy lamentable volver a caer en la imposición de una corriente de pensamiento o posición política desde las instituciones educativas. La solución radica en que los nuevos libros de texto sean fruto de una auténtica plataforma de diálogo”, agregó.