Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para satisfacer la demanda de alimentos al 2050, el sector agroalimentario aumentaría 30 por ciento su consumo de agua, 45 por ciento su demanda energética y se agravaría el impacto en el suelo, señaló la compañía de manejo de recursos, Veolia.
En este plazo, la producción deberá incrementarse en 70 por ciento para poder abastecer a una creciente población que en esa época llegará a los 9 mil 500 millones de personas, lo cual tendrá un efecto negativo sobre el consumo de agua, suelo y energías, así como el medio ambiente.
«Estimamos que para cubrir la demanda de la población tendríamos que estar aumentando el consumo de agua 30 por ciento y para cubrir la demanda energética es aumentar un 45 por ciento», comentó Ricardo Reyes, director de desarrollo de negocios y marketing de la empresa en México.
Esto deriva en afectaciones como mayores zonas de estrés hídrico, degradación del suelo y su biodiversidad, y la generación de gases de efecto invernadero, de los cuales el sector agrícola es responsable del 12 por ciento de las emisiones globales.
«Este segmento tiene que reconfigurarse para seguir produciendo y operando con un enfoque de sostenibilidad, eso hemos observado a lo largo de los años, y muchas empresas ya lo están haciendo, están viendo de qué manera pueden hacer una agroindustria sostenible y hay varias tecnologías que han salido alrededor del mundo», añadió.
Las soluciones disponibles en el mercado deben dirigirse hacia la reducción en el consumo de insumos para producir más, así como a mejorar el costo del producto y garantizar un mayor rendimiento.
Ante esta necesidad, Veolia, por ejemplo, desarrolló softwares para monitorear las plantas de producción y obtener datos sobre posibles ahorros en su operación, así como tecnologías de bioconversión, aplicadas a industrias como la cervecera para generar harina proteica para alimento de animales a partir de los residuos de la malta.
También desarrollo tecnología para captar gases CO2 a fin de transformarlos en biogás que regresa como energía a la red de las plantas, entre otros.

¡Participa con tu opinión!