Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El alza de tasas de interés gubernamentales está provocando un encarecimiento de los créditos empresariales con el riesgo de que se vuelvan impagables, advirtieron expertos del sector.
Desde junio de 2021, el Banco de México (Banxico) ha realizado ocho aumentos consecutivos a la tasa de interés de referencia, llevándola de 4.25 a 7.0 por ciento, como una medida para controlar la escalada de la inflación.
La situación está en que cuando hay un alza en la tasa de interés de referencia, también sube el costo de los créditos y el valor de las deudas aumenta.
Esto es relevante si se considera que más de 90 por ciento de los créditos mayores a seis meses son a tasa variable, de ahí el riesgo de que con más alzas de tasa los créditos se vuelvan impagables, explicó Claudio Kandel, director de DiSí.
«Si antes tenía que pagar una deuda o necesito liquidez voy a contratar un crédito; (ese crédito) antes estaba a una tasa de referencia de 4 por ciento y ahora está a una tasa de 7 por ciento.
«Eso me pone en una situación donde una de dos: o me sale mucho más caro o el aumento de la deuda puede volverse impagable», expuso Kandel.
Las dos fuentes de financiamiento más utilizadas por las empresas del País son las de los proveedores y la banca comercial.
Los proveedores que son micro y pequeña empresa son los más afectados ante el entorno actual, porque son quienes absorben el alza de los costos, tanto de materia prima como de servicios y alza en las tasas de interés, dimensionó el directivo.
En su informe Situación Banca, BBVA México indicó que el rezago de la inversión en el País es el principal factor detrás de la debilidad de la demanda de crédito por parte de las empresas.
Sin embargo, el incremento de las tasas de interés es un factor que podría dificultar aún más la recuperación de esta cartera en los próximos trimestres.

¡Participa con tu opinión!