Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La tasa de letalidad por coronavirus es cinco veces más alta en las personas mayores de 60 años que en los adultos jóvenes.
Este indicador, que hace referencia a la cantidad de personas que mueren en relación con el total de contagios, es de 32 por ciento en los adultos de más de 60 años y de 6 por ciento en las personas de 19 a 59 años, indicó ayer José Luis Alomía, director general de Epidemiología.
A la fecha, agregó en conferencia, alrededor de 100 mil adultos mayores de 60 años han enfermado de Covid-19 y 33 mil han fallecido por esta causa.
El epidemiólogo explicó que la edad también se asocia con una mayor presencia de males crónicos, los cuales contribuyen a que se complique la enfermedad Covid-19.
Expuso que el 47 por ciento de los adultos de más de 60 años que se han contagiado padecía hipertensión, así como el 51 por ciento de los mayores que han fallecido.
En contraste, sólo el 13 por ciento de los adultos jóvenes que se han contagiado y 34 por ciento de los que fallecieron padecían dicho mal.
Además, el 36 por ciento de los adultos de más de 60 años infectados padecía diabetes y sólo 11 por ciento de las personas de entre 19 y 59 años que también se contagiaron.
“En las defunciones vemos cómo la hipertensión y la diabetes tienen una mayor frecuencia de presentación en los mayores de 60 años”, afirmó.
En tanto, Luis Miguel Gutiérrez, director general del Instituto Nacional de Geriatría (Inger), afirmó que la mortalidad por Covid-19 ha sido menor en los adultos mayores de México en comparación con otros países.
Señaló que cuando vieron los casos de personas de la tercera edad que se contagiaron y fallecieron en asilos de Europa, comenzaron una estrategia por si sucedía algo similar en México.
Sin embargo, sostuvo, en el país sólo viven en residencias el 1 por ciento de los adultos con algún grado de dependencia, y el resto, en sus hogares, aunque sin los apoyos necesarios.