Victor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La segunda onda de calor del año empezó a resentirse desde ayer en el País, indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Pronosticó para hoy y mañana temperaturas superiores a 40 grados Celsius en entidades del noreste, oriente, occidente, sur y sureste del País, así como en la Península de Yucatán.
Y se esperan temperaturas máximas mayores a 45 grados en Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Campeche y de 40 a 45 grados en Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Morelos, Campeche y Yucatán.
En Ciudad de México pronosticó entre 30 y 35 grados.
Una onda de calor, explica el organismo en su sitio de internet, es producida por un sistema anticiclónico semiestacionario en niveles medios de la atmósfera que inhibe la formación de nubes e incrementa la temperatura. Dura al menos tres días consecutivos.
El SMN pronosticó cinco ondas de calor para este año, a partir de marzo. Sin embargo, la primera se registró del 13 al 18 de abril, alcanzándose una temperatura récord de 34.2 grados en Ciudad de México el día 15.
En su más reciente Informe Semanal para la Vigilancia Epidemiológica de Temperaturas Naturales Extremas, la Secretaría de Salud reportó que durante la actual temporada de calor, hasta el 27 de abril, se habían registrado en el País 264 casos de afectaciones -160 por golpe de calor, 91 por deshidratación y 13 por quemadura- y cuatro defunciones (dos en Oaxaca, una en Chiapas y una en Tabasco).
Ante las altas temperaturas, el SMN recomendó a la población tomar medidas preventivas como hidratarse adecuadamente, evitar exponerse durante tiempos prolongados a la radiación solar, poner especial atención a enfermos crónicos, niños y adultos mayores, así como atender las indicaciones del Sector Salud y de Protección Civil.
En su pronóstico extendido para el fin de semana, señaló, por otra parte, que una línea seca se extenderá sobre el norte y noreste del País y, en interacción con la corriente en chorro subtropical y con divergencia en altura, producirá vientos fuertes a muy fuertes con tolvaneras en el noroeste, norte y noreste de la República Mexicana, con probabilidad de formación de torbellinos o tornados, chubascos y lluvias puntuales fuertes acompañadas de descargas eléctricas y posible caída de granizo en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
«A su vez, un canal de baja presión en el oriente y sureste del país, en combinación con el ingreso de humedad del Océano Pacífico y Golfo de México, originarán lluvias y chubascos vespertinos acompañados de descargas eléctricas en dichas regiones, además del centro del territorio mexicano, pronosticándose lluvias puntuales fuertes en Tlaxcala, Puebla, Veracruz y Oaxaca», apuntó.