Diana Hernandez De Paz 
Agencia Reforma

CDMX.- Médicos de hospitales capitalinos reconvertidos para atención a pacientes de Covid -19, que comienzan a saturarse, explicaron que su salud emocional se ve afectada por las condiciones con deficiencias en las que laboran.

Así, personal médico asegura que por la situación presentan cansancio y otros se resisten a atender a los enfermos por los riesgos de contagio, principalmente.

En promedio, en la CDMX hay 25 camas por médico especialista y en algunos como el Hospital General de Tláhuac hay un internista por turno para unos 40 pacientes.

Cada día, a los médicos les afecta la pérdida constante de pacientes que llegan con cuadros graves.

De acuerdo con los pronósticos de autoridades sanitarias, esta semana habrá un aumento, alertó Marcela del Carmen, directora médica del Hospital General de Massachusetts.

En una videollamada, la especialista explicó que la crisis de salud daña tanto al paciente como al personal de salud, desde intendencia hasta enfermeras y médicos, y asegura que en sus 25 años de labor no había enfrentado algo similar con el aislamiento generalizado y necesario.

“En el hospital está críticamente el enfermo y no tiene oportunidad de que los familiares apoyen y visiten”, considera.

“Cede el control por completo al personal médico y es difícil dejar el control de tu vida así, la vulnerabilidad se magnifica al no tener a nadie que te apoye”.

Para el personal, enfatiza, no es diferente y se agrava al no poder siquiera consolar a los deudos.

“Cada día se muere un paciente de los que ingresan y, lo que eso conlleva para un equipo médico en términos de pérdida, vamos a ver mucho trauma postraumático”, alerta.

Por ello, consideró que en la CDMX debería ser atendida la red hospitalaria con programas psicoemocionales dirigidos, antes de un desborde.

Para Sarimer Sánchez, de Enfermedades Infecciosas del mismo hospital, la crisis médica se ha rebasado ya a nivel mundial, pero señaló que hay acciones que contribuyen a levantar el ánimo entre pacientes y personal de salud.

“Ha sido motivador trabajar y ver innovaciones para mantener la comunicación como usar videollamadas y celulares, comunicarse”, destacó Sánchez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un protocolo para atender la condición emocional del personal, pero trabajadores de la Capital señalaron que éstos han sido rebasados por las condiciones en las que laboran.

A personal en Tláhuac, del Belisario Domínguez y del Hospital General le preocupa la falta de insumos, la infraestructura, las agresiones al exterior y la incertidumbre de ante una emergencia como la actual.