El coordinador de la Casa Migrante “Camino a la Vida”, Cuitláhuac Pavel Cardona Vargas, alertó a las autoridades de Seguridad Pública de la presencia de Maras Salvatruchas particularmente en Jesús María.

El activista comentó que según el señor Jesús Antonio Maya López, quien es el dueño de una casa donde habitan de paso algunos migrantes de nacionalidad haitiana, ha detectado que atrás de la empresa La Pastora en Jesús María, se quedan a dormir en algún terreno algunos grupos de Maras. “Los identificas porque traen el logo tatuado del número 13 en la cara, están muy rayados, muy tatuados”.

Indicó que a él personalmente le tocó ver a un sujeto en un crucero quien efectivamente traía un número 13 grande en la cara. “Normalmente cuando veo a los migrantes en los cruceros, yo mismo hasta los invito a alojarse algunos días en la Casa del Migrante, pero cuando vi a dicho sujeto, ya no le comenté nada. Debe haber un grupo de unos 15 o 20. Al parecer sí están llegando algunas minorías y hay que tener cuidado”.

Recordó que lamentablemente por ese grupo de los Maras Salvatruchas, muchos jóvenes de los países centroamericanos, de Honduras, Guatemala y de El Salvador, terminan huyendo porque los quieren reclutar a la fuerza para que sean delincuentes y al negarse, luego amenazan a la familia o han matado inclusive a familiares por no acceder a ser parte de sus pandillas. “La cosa está muy fea, por eso se van los jóvenes, la mayoría es por amenazas”.

Ante esta situación, Cardona Vargas hizo un atento llamado a las autoridades de seguridad pública a revisar tal situación. “No queremos a ese tipo de personas aquí. Si bien soy un defensor de los migrantes, pero tampoco vamos a poner en riesgo a la gente del estado, no se trata de eso. Si en su país no ha habido una política que los haya de alguna forma detenido, no tenemos por qué nosotros estar con ese tipo de problemas y de riesgos también”.