La Fiscalía General del Estado alertó sobre la actuación fraudulenta de supuestos compradores de automóviles, en operaciones entre particulares, que han cerrado tratos con falsos cheques y transferencias electrónicas simuladas, y luego desaparecen con todo y vehículo.
Su titular, Jesús Figueroa Ortega, informó que en lo que va del año ya suman cuatro las denuncias recibidas en contra de personas que acudieron con particulares que ofertaron autos de modelo reciente y alto costo, cerrando tratos que luego resultaron inciertos.
Explicó que, de acuerdo a las denuncias recibidas de parte de las víctimas, los defraudadores acudieron la tarde del viernes o en fin de semana, acordaron un precio y extendieron cheques o realizaron transferencias de las que supuestamente recibieron notificación bancaria de su veracidad.
No obstante, al acudir a la sucursal bancaria el lunes siguiente, se encontraron con que dicho depósito nunca existió, que el cheque no tenía fondos o peor aún, ni siquiera correspondía a una cuenta activa.
En ese sentido, expuso la pertinencia de que quienes vendan su auto constaten en sucursal la efectividad de depósitos o validez de cheques, al momento de la venta y no se confíen de las notificaciones en celular, porque evidentemente hay una operación cibernética-electrónica que está siendo simulada y engaña al vendedor.
“Es una parte que está siendo investigada con rigor, pues se trata de una medida que podría implicar colusión con más personas o grupos”, agregó.
Detalló que aun cuando la víctima conservó la factura del vehículo como condición hasta comprobar la aplicación del depósito, eso no detuvo a quien la defraudó, pues el fin de semana lo aprovechan para desaparecer con el vehículo, aun sin documentos.
En otro caso el vendedor confió a tal grado, dada la notificación del depósito, que entregó la factura y el vehículo en posesión.
Figueroa Ortega indicó que las características de estos casos encuadran en el delito de fraude, sin embargo, los datos de los vehículos se han subido a la Plataforma México como si tuvieran reporte de robo, para procurar su aseguramiento y devolución a los legítimos dueños.