Veronica Gascón Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De aprobar la reforma eléctrica tal y como fue presentada las tarifas domésticas de luz subirán 17 por ciento y las empresas pagarían 150 por ciento más, aseguró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).
El organismo patronal hizo un llamado a los diputados federales para que no aprueben la reforma porque al hacerlo se destruiría el mercado y afectaría toda la cadena de valor del sector energético, sin contar que se generaría un boquete en las finanzas públicas.
El exhorto se realizó previo al 17 de abril, día en el cuál está prevista la discusión de la reforma en San Lázaro.
«Un elemento particularmente pernicioso y que atenta contra la sustentabilidad ambiental es que se interrumpiría la transición energética y pondría en riesgo de cumplimiento los tratados internacionales firmados por México, incluido el Acuerdo de París y el T-MEC», alertó Coparmex.
Reiteró que no debe ser aprobada tal cual fue presentada porque permitiría que solo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pueda comprar y vender energía al precio que ella decida y se privilegiaría sobre energías más limpias y baratas.
También porque eliminaría a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).
En la práctica, aseguró, la reforma crea un monopolio que desplaza al sector privado en beneficio único de la CFE.
Coparmex destacó que otro de los puntos que es motivo de preocupación es la cancelación de todos los permisos y contratos de generación vigentes y los pendientes de resolución por la CRE.

¡Participa con tu opinión!