Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Cada año se detectan en el país 3 mil 500 nuevos casos de cáncer cerebral, enfermedad que constituye la decimotercera causa de muerte por neoplasias en adultos, según datos de la Red Nacional de Registros de Cáncer.
Tan sólo en 2019, en el Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS fueron atendidos 592 derechohabientes de 0 a 85 años por este mal.
Sin embargo, la detección temprana de los tumores cerebrales permite iniciar un tratamiento adecuado y garantizar un mejor pronóstico y calidad de vida para los pacientes, señalaron neurocirujanos del IMSS.
En un comunicado, Gloria Lilián Román Zavala, especialista del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, explicó que los tumores del sistema nervioso central se presentan con mayor frecuencia en niños de 0 a 17 años y surgen de los tejidos cerebrales y la médula espinal.
Después de la leucemia, agregó, el cáncer cerebral es el más común en los menores.
En los adultos, los tumores cerebrales que más se presentan son los secundarios, es decir, que se originan en otros órganos y migran, proceso conocido como metástasis.
El cáncer cerebral en los adultos suele ser causado por metástasis de cáncer de pulmón, mama, riñón, del sistema gastrointestinal, la piel o el testículo.
Alejandro Serrano Rubio, neurocirujano del mismo hospital del Seguro Social, subrayó que no existen tumores “buenos”. Se dice que uno es benigno, explicó cuando tiene un crecimiento lento y no invade ni destruye tejido cerebral o vasos nerviosos contiguos.
Explicó que estos tumores suelen retirarse en su totalidad con una cirugía y no vuelven a crecer.
En cambio, los tumores malignos presentan un crecimiento muy rápido debido a que su índice de división celular es acelerado y tienen capacidad de invadir o destruir tejidos adyacentes y dentro del sistema nervioso.