Un enfrentamiento entre integrantes de un grupo de la delincuencia organizada y policías preventivos de Encarnación de Díaz, Jalisco, dejó como saldo de un sicario herido.
Debido a que el resto de sospechosos logró escapar, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes reforzó la vigilancia en los límites con Jalisco, a fin de evitar que los sospechosos intentaran ingresar al estado.
Los hechos se registraron el miércoles a las 23:15 horas, cuando oficiales de la Comisaría de Seguridad Pública Municipal de Encarnación de Díaz que se encontraban realizando labores de vigilancia por la carretera Lagos de Moreno-Encarnación de Díaz, se encontraron con un retén que fue colocado por integrantes de un grupo de la delincuencia organizada a la altura del Rancho “Avalos” y poco antes del entronque con la carretera estatal No. 214, con la finalidad de despojar a los automovilistas de sus vehículos.
Cuando los sospechosos detectaron la presencia de las patrullas, se dieron a la fuga y eso provocó una persecución de los oficiales de Seguridad Pública de Encarnación de Díaz, quienes solicitaron apoyo de policías estatales, elementos de la Guardia Nacional, Ejército Mexicano y agentes de la Policía de Investigación de Jalisco.
Fue a la altura de la calle 20 de Noviembre y esquina con la calle 4 de Julio, en la colonia Lomas de la Estación y/o Ferrocarril, donde se registró un enfrentamiento entre los cuerpos de seguridad y los civiles armados, que dejó un delincuente herido y quien fue encontrado arriba de una camioneta que presentaba impactos de bala.
Debido a que el resto de los sospechosos escaparon y enfilaron hacia la carretera federal No. 45 Sur con dirección al norte, se alertó al C5-SITEC de Aguascalientes a fin de interceptarlos en caso de que pretendieran ingresar al estado.
El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, comisario Jonás Chávez Marín, dispuso que se implementara un operativo para reforzar la seguridad en los límites entre Aguascalientes y Jalisco.
De esta forma, policías estatales colocaron retenes en la carretera estatal No. 36 que conduce al Bajío de San José y en la carretera federal No. 45 Sur, a la altura de la Puerta de Acceso Sur, además de que se realizaron recorridos por terracerías y brechas.