Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En México, cada año 7 mil hombres mueren por cáncer de próstata debido a que es detectado en etapas avanzadas, revela un informe del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
De hecho, se trata de la primera causa de muerte en hombres por tumores malignos, ya que el 70 por ciento de los casos se detectan en etapas avanzadas.
Humberto Bautista, coordinador del Servicio de Psico Oncología en el Centro Médico Siglo XXI del IMSS, advirtió que la revisión periódica es la mejor opción para actuar a tiempo.
Además, explicó que dado el miedo a enterarse de la enfermedad o la vergüenza por la exploración de cavidades, los varones deben saber que no sólo existe el estudio del tacto, pues se pueden realizar un análisis Antígeno Prostático Específico (PSA), recomendado para mayores de 40 años.
«Al realizar campañas de diagnóstico precoz en las unidades de medicina familiar, la mayoría de los pacientes acudían a revisiones dentales, análisis sanguíneos para revisión de niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos; pero evitaban la revisión prostática con la justificación de que: ‘No voy porque capaz que me encuentran algo», expuso en entrevista.
Recomendó que tras ser diagnosticado con cáncer de próstata, un paciente debe de conocer el tipo y subtipo de cáncer que presenta, el estadio clínico en el que se encuentra y las vías terapéuticas a seguir.
«La diferencia entre un paciente informado y uno que no; de inicio será el proceso de control y ejecución en la toma de decisión, seguido sobre el control de efectos secundarios por el tratamiento y el grado de somatización sobre los mismos; pero será radical ante el nivel de independencia que desarrollará y la libertad que tendrá tanto él como sus familiares durante el tratamiento activo y pasivo de la enfermedad».
En tanto, Gabriela Abundis Mora, gerente médica de Nefrología de PISA advirtió que el principal factor de riesgo en esta enfermedad lo constituyen la edad y los antecedentes familiares de primera línea: padre, hermanos y tíos paternos.
Además, señaló que los principales síntomas del cáncer de próstata son demora para comenzar a orinar, esfuerzos al orinar, disminución de la fuerza de la orina, incremento en la frecuencia al orinar (la vejiga no se vacía por completo), pérdida de peso, disfunción eréctil, presencia de sangre en la orina y el semen, dolor en la cadera, columna vertebral o costillas y debilidad o adormecimiento en las piernas y pies.
Sobre los tratamientos, dependiendo del grado de la lesión de cada paciente, se consideran: Intervención quirúrgica de la extracción de la próstata, radioterapia, Crioterapia, Terapia hormonal, Quimioterapia e Inmunoterapia.

¡Participa con tu opinión!