La Coordinación de Movilidad (CMOV) y la Guardia Sanitaria han levantado  más de 150 sanciones contra operadores de las diferentes modalidades del transporte público, así como usuarios que han sido sorprendidos incumpliendo con las medidas sanitarias activadas durante la contingencia del coronavirus.

En rueda de prensa, las autoridades estales detallaron que a diario se realizan operativos aleatorios con la finalidad de que las personas a bordo de camiones urbanos, taxis y combis cumplan con los protocolos que contribuyan a evitar la propagación del mencionado virus.

Gustavo Gutiérrez titular de la CMOV, lamentó que en su mayoría sean  los usuarios del servicio quienes no respetan las disposiciones sanitarias y que por consecuencia dicha situación se convierte en un foco de alerta por posibles contagios.

Actualmente de las 156 sanciones interpuestas, 22 corresponden a combis, 50 en camiones urbanos, y los autos de alquiler son los de mayor incidencia con un total de 85.

Las sanciones en primera instancia son verbales, en donde se les invita a adoptar las medidas sanitarias correspondientes, posteriormente se le da un seguimiento a la unidad para que finalmente, y en caso de ser reincidente, se le infraccione por escrito.

Dentro de los operativos de vigilancia, se verifica que los pasajeros utilicen correctamente el cubrebocas, puedan tomar gel antibacterial y mantengan sana distancia. Cabe mencionar que las disposiciones anteriores se mantendrán vigentes, siendo indispensable usar tapabocas incluso desde el momento de abordar las unidades.

“Desafortunadamente los incumplimientos no son causas directas del chofer o concesionario, al usuario le cuesta trabajo seguir con las instrucciones como guardar distancia, usar correctamente el cubrebocas 85 por ciento es culpa de los pasajeros y creemos que no es justo”, externó.

¡Participa con tu opinión!