La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre la prevalencia del trabajo forzado de personas indígenas en el hogar, en los campos agrícolas y en las maquilas.

En el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas, señaló que mujeres y niñas de ese sector son captadas en sus comunidades para ser explotadas.

«El combate a ese delito demanda erradicar la impunidad, así como propiciar la acción ordenada y coordinada de las autoridades responsables de la seguridad pública y la procuración de justicia, con el fin de hacer frente a ese delito», pidió la CNDH.

Según el Informe Global sobre Trata de Personas 2016 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, 50 por ciento de las víctimas de trata en México son mujeres.

La Comisión demandó que las autoridades intensifiquen las acciones preventivas para prevenir el enganche de ese género.

Por ejemplo, impulsar políticas públicas e instrumentos jurídicos para ofrecer protección y asistencia oportuna, así como reparación integral del daño.

«La corrupción, impunidad, normativa y prácticas administrativas deficientes, así como las políticas públicas que impiden a las personas acceder en condiciones de igualdad a las oportunidades, son causas estructurales de la trata de personas», añadió.