Benito Jiménez
Agencia Reforma

VILLAHERMOSA, Tabasco.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador “tocó madera” ante pronósticos de más lluvias por una tormenta o huracán, lo que afectaría otra vez al sureste.

En conferencia de prensa, dijo que ante ello están desfogando la presa de Malpaso.

“Como Malpaso también estaba lleno el vaso, ahora se está gradualmente bajando el llenado de ese vaso de Malpaso para prevenir porque se está pronosticando otra posible tormenta, no hay nada certero, además toco madera, tener bajo nivel de Malpaso y Peñitas sin tener que afectar”, explicó.

Acompañado por integrantes de su Gabinete y por el Gobernador Adan Augusto, reconoció que habría daños.

“Si sigue lloviendo, aunque no es pronóstico de lluvias fuertes, hay que estar pendientes y de la formación del nuevo huracán que nos pueda afectar”.

Asimismo, el Mandatario federal señaló que hay 18 zonas críticas en Tabasco.