Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El uso indiscriminado de dexametasona para tratar Covid-19 no grave a nivel comunitario puede ser contraproducente, alertó Juan Sierra, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.
“Las personas creen que mientras más temprano lo usen mejor, pero no es un antiviral, es un medicamento que modula el sistema inmunológico y sólo ha demostrado eficacia si se aplica en enfermos que ya están requiriendo oxígeno y hay cierta indicación de que si lo usan antes puede ser hasta perjudicial”, alertó.
Advirtió que es importante que lo sepa la gente y los médicos porque a veces se usa indiscriminadamente.
Indicó que la mejor estrategia de tratamiento a nivel de la comunidad es evitar que las personas desarrollen hipoxemia y empiecen a tener falta de oxígeno, por lo que una herramienta fundamental es tener oxímetro y detectar los cambios y aplicar el oxígeno.