Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Instituto Nacional Electoral (INE) reconoció que, en todo el País, podrían no instalarse 300 casillas ante los problemas sociales y violencia por el crimen organizado.
El secretario ejecutivo de INE, Edmundo Jacobo Molina, confirmó que en Aguililla, Michoacán, no se instalarán las tres casillas previstas, pues la delincuencia tiene bloqueado el municipio.
“De las originalmente previstas, 162 mil 804, unas 300, podrían estarse cancelando, y esto siempre ha sucedido en todos los procesos electorales”, dijo.
Entrevistado en el INE, Molina aseguró que no pone en riesgo la elección, pues la ley establece que para que se anule un proceso los centros de votación no instalados deben sumar el 20 por ciento.
El presidente del INE, Lorenzo Córdova, insistió en que sí hay problemas sociales en Chiapas, Oaxaca y Michoacán, por lo que podrían no instalarse centros de votación, pero en la mayoría se debe por asuntos comunitarios, no de seguridad.