Por FRANCISCO VARGAS M.

Una destacada actuación fue la que tuvo el joven novillero aguascalentense Alejandro Adame, este viernes 1 de octubre en la Plaza de Toros “Las Ventas” de Madrid, en lo que fue su debut con caballos en el coso venteño, donde estuvo cerca de cortar una oreja; sin embargo lo hecho dejó más que satisfechos a los aficionados que fueron testigos de este festejo, como a los miles que lo vieron a través de la magia de la televisión.
En lo que fue una novillada más de la “Feria de Otoño” de 2021, se jugó un encierro de la ganadería López Gibaja, casi cuatreños, dóciles, faltos de fuerza y transmisión, salvándose el tercero que fue aplaudido en el arrastre.
Alejandro Adame a su primero de nombre “Unelabios”, se gustó al lancear a la verónica a pies juntos, lo mismo que en sus ajustadas chicuelinas, cerrando con pinturera media. Por su parte Alejandro Fermín en su turno de quites lo hizo por saltilleras que tuvieron eco. Muleta en mano Adame comenzó su buena faena con un vibrante péndulo en el centro del ruedo para enseguida darse a torear de estupenda manera por el derecho, con pases templados con largueza y profundidad, estando en esa misma tesitura por el izquierdo, logrando naturales con hondura que fueron del agrado del respetable, sin faltar artísticos adornos como pases de trincherilla, concluyendo por alto. En la suerte suprema dejó una estocada que no surtió efectos, por lo que tomó el descabello estando un tanto errático, perdiendo de esta manera la oreja que casi ya tenía en la espuerta, escuchando un aviso así como una fuerte ovación.
Con el cierra plaza, segundo de su lote, fue prácticamente imposible al toparse con un novillo áspero y complicado que no le dio opción alguna para el triunfo, sin embargo con muleta realizado su brindis a Eulalio López “Zotoluco” y al ganadero don José Marrón, estuvo con gran disposición y entrega estando nuevamente fallo con el acero.
Por su parte, sus alternantes Alejandro Fermín e Ignacio Olmos tuvieron silencio en ambos. (pacovargas_@hotmail.com)