Lorena Jiménez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Fue una satisfacción alegrar con su música y ofrecer un escape dentro del encierro.
Edith Márquez manifiesta el gozo de haber podido cantarles a 20 mujeres del Reclusorio Femenil de Puente Grande, Jalisco, quienes forman parte del programa de cultura de belleza y otros talleres artísticos como parte de un cambio.
«Son tiempos difíciles los que estamos viviendo a nivel mundial, y en esta época navideña los sentimientos están más a flor de piel, hay personas como ellas que están más vulnerables en estos momentos por toda esta situación, además estas mujeres no son visitadas por sus familiares».
«Y me llena de orgullo y satisfacción poder contribuir dando algo de alegría con este don que Dios me regaló que es cantar», relató la intérprete de éxitos como «Mi Error, Mi Fantasía».
Márquez ofreció el concierto en Puente Grande este martes por la mañana.
«En esta visita además, pude darme cuenta de esa ilusión que ellas tienen de tomar estos talleres de teatro, de música, de composición; el curso de belleza incluso está certificado por la SEP.
«Ver todo eso me llamó la atención y me entusiasmó, porque realmente ellas quieren prepararse y aportar algo a la sociedad cuando salgan y no reincidir. Están buscando la manera de aprender cosas, apasionarse con algo y qué mejor que ese algo pueda ser su fuente de trabajo», agregó.
En septiembre la cantante estuvo también de visita en Jalisco, en esa ocasión para la celebración del Día de la Independencia en el Centro de Guadalajara, en un hecho histórico debido a la emergencia sanitaria, pues no hubo público presente y fue transmitido por televisión y redes sociales.

¡Participa con tu opinión!