Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Justo el día en que entró en vigor un alza de más del 20 por ciento en las gasolinas en la franja fronteriza norte del País, la Secretaría de Hacienda aseguró ayer que se registra escasez de combustibles en algunas zonas de esa región.
A pesar de que desde principios de marzo la gasolina ha costado menos en la frontera con Estados Unidos, Hacienda dijo que el desabasto se debe a un desbalance entre la oferta y la demanda.
Esto, explicó la dependencia, es derivado de que estadounidenses cruzan la frontera para abastecerse de combustibles ante los costos más elevados en su país.
«La escasez que se ha reportado en algunos lugares de la zona fronteriza de México con Estados Unidos», señaló Hacienda en un comunicado, en el que no identificó los sitios afectados por el presunto desabasto.
Además, la dependencia también reconoció «retos en el abasto» por parte de Pemex, ya que ante el menor precio de los combustibles en México, los gasolineros han dejado de importar y han recurrido a la petrolera.
Sin embargo, empresarios gasolineros en Tamaulipas y Baja California descartaron la escasez de combustibles.
«No tenemos ningún desabasto», afirmó Miguel Ángel Garza, presidente la Asociación de Empresas Gasolineras de Matamoros y también con nexos con los gasolineros de toda la frontera de Tamaulipas.
Aunque señaló que las estaciones funcionan con normalidad, Garza destacó que han tenido problemas con la logística de Pemex frente a los importadores texanos, lo que se ha reflejado en una llegada más lenta de pipas.
Reconoció que se ha elevado la venta de gasolina por la llegada de compradores texanos, pero rechazó que ésto haya provocado escasez porque el aumento de la demanda fue de apenas el 10 por ciento.
«No se ha dado un aumento espectacular como para que digamos que podría provocar desabasto de gasolina», afirmó.
Incluso, narró Garza, después de la jornada del viernes, cuando hubo una gran demanda previo al aumento del precio de las gasolinas en la frontera, quedó suficiente gasolina para dar abasto.
Derivado del fin del estímulo fiscal del IEPS, en la frontera de Tamaulipas el litro de la gasolina regular o verde llegó a subir de un día para otro de 17.90 pesos a 22.90 pesos, es decir, un incremento del 28 por ciento.
Con el fin del estímulo, se esperaba que la gasolina regular aumentara al menos 3.36 pesos y la Premium o roja 2.90 pesos.
En recorridos por estaciones de Reynosa y Nuevo Laredo también se pudo apreciar que no se registró desabasto, pese a que también el viernes tuvieron alta demanda previo al «gasolinazo».
«Mucha gente cree que se va a acabar, por eso hay fila, pero tenemos los tanques casi llenos», dijo un despachador en Reynosa.
En Tijuana, el presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina, Alejandro Borja, coincidió en que es más bien un problema de logística de Pemex.
«Desabasto para mí fue en 2017, que fue una circunstancia grande», dijo. «Hay fallas en la distribución y en la logística (de Pemex)».
Mauro de la Fuente, Miguel Domínguez y Aline Corpus

¡Participa con tu opinión!