Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el pretexto del ahorro, al desaparecer diputados plurinominales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lograría un mayor poder para su partido Morena y sus aliados, consideraron especialistas.
Advirtieron que sus planteamientos representan al viejo régimen del que él se queja y confirman su intención de tener un sistema electoral centralizado, autoritario, abaratado para que domine un bloque de Morena en perjuicio de las minorías.
El martes, el Presidente dijo que propondrá elegir mediante voto popular a consejeros y magistrados electorales. Ayer abundó. Dijo que cada poder (Ejecutivo, legislativo y Judicial) propondrían 20 candidatos, diez mujeres y diez hombres.
«El que tenga más votos de todos, presidente (del INE). Y que sea electo, que sea el pueblo, no las cuotas», ratificó.
Y amplió su propuesta de disminuir el costo electoral. «¿Por qué va a costar tanto si podemos ahorrar la mitad?, ¿ Por qué 20 mil millones y por qué no 10 mil?, ¿Para qué tantos diputados o tantos senadores?
– ¿Propondría eliminar pluris?, le preguntaron.
«Sí, claro, estoy proponiendo eso, la eliminación», respondió.
Para los expertos consultados, López Obrador copia a sus antecesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sobre la desaparición de los diputados plurinominales, afectando a los ciudadanos que no votaron por el partido mayoritario.
«Es un claro retroceso. Los plurinominales nacieron en 1977, estaríamos 45 años atrás, y se logró para que el Congreso no estuviera dominado por el partido mayoritario, quiere volver a un régimen hegemónico, autoritarismo, al viejo PRI», advirtió el politólogo Luis Eduardo Medina.
Jorge Javier Romero, académico de la UAM-Xochimilco, apuntó que se anula la representación del 70 por ciento de los votantes, lo que es una regresión.
Por ejemplo, en la elección pasada, Morena obtuvo 34 por ciento de la votación, y el 66 por ciento de los votos fueron para otros nueve partidos y seis de ellos alcanzaron mayor representación por la vía plurinominal.
«Los plurinominales representan a quienes votan por otra opción, contraria al partido mayoritario. Desaparecerlos significa eliminar la representación de las minorías. No somos un país con una sola voz, los plurinominales representan la pluralidad en el País», agregó la ex consejera Pamela San Martín.
«Su propuesta no tienen ni pies ni cabeza, habla de la incomprensión de cómo opera el sistema. Las consejerías y magistraturas son espacios de especialización porque aplican la ley, organizan y califican elecciones», aclaró Luis Eduardo Medina, académico de la UAM.
Si aplicara ahora la iniciativa presidencial de desaparecer plurinominales, Morena y sus aliados tendrían un 75 por ciento de legisladores frente al 55 por ciento que detentan ahora.
Un esquema muy parecido a la composición del Congreso en la época del dominio del PRI como partido mayoritario.
Tras la reforma política de 1977 se permitió la participación parlamentaria de partidos de izquierda, muchos de los cuales ahora son funcionarios del actual gobierno federal.

¡Participa con tu opinión!