Por conducir bajo los influjos de las bebidas embriagantes un joven se acabó su vehículo, luego de estrellarse contra el muro de contención metálico del puente vehicular elevado que se ubica en la avenida Aguascalientes y cruce con la avenida Alameda.
Afortunadamente no hubo personas lesionadas, aunque los daños materiales fueron cuantiosos.
El percance se registró ayer a las 02:00 horas, cuando una persona de nombre Rubén, de 28 años de edad, quien se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes, conducía un vehículo Ford, en color negro.
Circulaba a velocidad inmoderada por la avenida Aguascalientes, siendo el caso que al llegar a la altura donde inicia el puente vehicular elevado que se ubica en el cruce con la avenida Alameda, perdió el control del volante y fue a estrellarse contra el muro de contención metálico, por lo que el vehículo quedó dañado de su parte frontal.
Al lugar del percance arribaron elementos de Vialidad Municipal, quienes se percataron que tanto el conductor Rubén, como una mujer que le acompañaba de nombre Adriana, de 23 años de edad, resultaron milagrosamente ilesos, aunque ambos se encontraban en estado de ebriedad.