Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- Tras varios días de negociación, representantes de elementos inconformes de la Policía Federal y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana alcanzaron este lunes los primeros acuerdos, entre los que destacan la eliminación de las cuotas por “operatividad”.

En el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa, el subsecretario Ricardo Mejía acordó con los agentes una minuta de 11 puntos que representan los ejes transversales en los que trabajará la mesa de diálogo durante el proceso de transición.

El primer punto fue la instalación formal de dicha mesa como instancia de diálogo entre las partes y de seguimiento de la misma a la ruta de transferencia de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

“Ningún integrante será despedido ni se le solicitará su renuncia, razón por la cual mantendrán su empleo, sueldo, antigüedad y prestaciones. No continuará el pago de las cuotas diarias de apoyo, conocidas como operatividad”, se lee en los puntos dos y tres.

Este último punto es fundamental, pues no solo fue uno de los detonantes de la crisis en la PF que estalló el 3 de julio, sino que su permanencia fue una de las principales demandas durante los primeros días de conflicto.

Las partes además acordaron las nueve alternativas para reubicar al personal que no sea transferido a la GN, como Servicio de Protección Federal, Instituto Nacional de Migración y Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

“Se tratará la posibilidad de un plan de retiro o en su caso una liquidación. Se acordó que dado que ningún integrante será despedido y que existen opciones para continuar en diversas instituciones del Gobierno federal, dicha solicitud es legalmente inviable”, señala otro de los puntos.

“Sin embargo quienes opten por renunciar tendrán derecho a recibir su finiquito, es decir, la parte proporcional del aguinaldo, prima vacacional y, si se tuviera, retirar los ahorros que les correspondan”.

Los firmantes de la Policía Federal se comprometen a hacer un llamado a sus compañeros a no realizar bloqueos en las vías de comunicación, calles, avenidas, carreteras o puentes de jurisdicción federal, y también a no manifestarse, faltar a sus servicios o tomar instalaciones.

Además, acordaron transmitir a sus compañeros la necesidad e importancia de que cumplan sus obligaciones laborales y legales, y rechazar la presencia de gestores o representantes ajenos a la institución.

En tanto, la SSPC se comprometió a que no habrá represalias contra los integrantes de la PF que se inconformen, aunque aclaró que no aceptará la afectación al servicio ni las faltas injustificadas.

“Que la Unidad de Asuntos Internos, el Órgano Interno de Control, el Consejo Federal de Desarrollo Policial no persiga, amedrente o instaure procedimientos en contra de los integrantes que manifestaron sus derechos, desde el 3 al 8 de julio del presente”, agrega la minuta.

“Asimismo no se realicen descuentos por faltas durante ese periodo”.

Otro compromisos de la SSPC es que brindará facilidades para que los integrantes de la PF acudan a las oficinas de atención y módulos para recibir asesoría jurídica y orientación administrativa.

Se instalarán 42 oficinas de atención distribuidas en todo el País, además de de un módulo del ISSSTE en el Centro de Mando de Iztapalapa a partir de este martes, para aclaración de dudas.