Alcanzan militares despliegue histórico

Benito Jiménez
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 09-Dec-2019 .-La actual estrategia federal de seguridad no está declarada como guerra contra el crimen, pero hay más muertos, más violencia y más militares en las calles.
Este año, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador superó los despliegues de soldados que Felipe Calderón y Enrique Peña implementaron en tareas de seguridad pública y combate al narco.
La Sedena emplea a 62 mil 954 militares para cumplir esas misiones y para erradicar enervantes, apoyar a la población en casos de desastres y hasta para proteger las pipas que transportan combustible de Pemex, según dio a conocer la dependencia en una respuesta informativa fechada el 25 de noviembre.
La cifra de soldados desplegados representa 14.5 por ciento más que los 54 mil 980 elementos empleados por Peña en 2018, el año con el pico más alto de soldados en esas tareas.
También significa un incremento de 19.48 por ciento respecto de la tropa utilizada por Calderón en 2011 –considerado hasta ahora el año más violento de las últimas décadas– cuando se reportaron 52 mil 690 efectivos desplegados.
La violencia también aumentó en 2019 en comparación con los años pico de Calderón y Peña.
Entre enero y octubre de 2019 suman 24 mil 484 carpetas de investigación por homicidio doloso. De ese total, en 17 mil 100 casos se usaron armas de fuego.
Con Calderón, en el mismo periodo de 2011, sumaron 19 mil 317 carpetas y se utilizaron armas de fuego en 11 mil 112 de ese total.
En el mismo periodo de 2018, último año de Peña, sumaron 24 mil 249 averiguaciones, de las cuales 16 mil 566 implicaron el uso de armas de fuego, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
En número de víctimas, la estadística comenzó a elaborarse en 2015, cuando el promedio de muertos al día fue de 49.
El promedio subió a 61, 79, y 92 por día en 2016, 2017 y 2018, respectivamente, mientras que de enero a octubre de 2019 son 94 víctimas por día, con un total de 28 mil 741 homicidios dolosos.

El reforzamiento
La cifra de militares en tareas de seguridad se incrementó en un mes, pues en un reporte fechado el 14 de octubre –tres días antes del operativo contra Ovidio Guzmán en Sinaloa– se indica que operaba con 52 mil 70 elementos para esas tareas de seguridad.
Incluso la Tercera Región Militar, que abarca Sinaloa y Durango, contaba hasta antes del operativo fallido contra el hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, con 4 mil 650 elementos.
En la reconfiguración militar emprendida tras esa operación, la Sedena cuenta con 6 mil 433 efectivos en esa región, lo que implica un aumento de 38 por ciento.