Staff
Agencia Reforma

Monterrey, México.-Los precios a futuro del gas natural superaron ayer los 9 dólares por millón de BTUs en Estados Unidos, sus niveles más altos en casi 14 años -desde agosto del 2008-, ante un mayor consumo de ese hidrocarburo por parte de generadores de electricidad y una mayor demanda de las plantas de exportación de Gas Natural Licuado (GNL).

La agencia Reuters señaló que en lo que va del mes las plantas eléctricas de tecnología de ciclo combinado han estado quemando más gas para suplir un déficit en la generación de energía de los parques eólicos en la Unión Americana que se han visto afectados por la falta de vientos.

Reportó que en ese periodo la participación de la energía eólica en el total del fluido generado bajó de un 16 a un 10 por ciento, mientras que la de las centrales en base a gas aumentó de 33 a 36 por ciento.

Paralelamente, las plantas que licúan el gas natural, esto es, lo convierten de estado gaseoso a líquido (GNL), están operando casi a su máxima capacidad para exportar el hidrocarburo por buques a Europa ante la amenaza de que Rusia corte el suministro a esa región a raíz de las tensiones por su invasión a Ucrania.

La cantidad promedio de gas que fluye hacia las plantas estadounidenses de exportación de GNL aumentó de 12.2 a 12.4 miles de millones de pies cúbicos diarios de abril pasado al mes en curso.

En este contexto, el precio del gas para entrega en julio alcanzó ayer los 9.06 dólares por millón de BTUs, avanzando 25 por ciento en lo que va de mayo y situándose casi al doble de los 4.63 dólares en que cerró el 23 de febrero pasado, un día antes de la invasión rusa a Ucrania.

Actualmente, Estados Unidos tiene la infraestructura para convertir a GNL un máximo de 13.2 miles de millones de pies cúbicos al día.

Por el momento, dado que no puede producir mucho más GNL en el corto plazo, la Unión Americana ha trabajado con aliados para desviar cargamentos de otros lugares a Europa y así ayudar a romper la dependencia de la región del gas ruso.

The Wall Street Journal (WSJ) publicó ayer que una serie de compañías están avanzando en proyectos para aumentar su capacidad de licuefacción.

Una de ellas es Venture Global, que construirá una nueva instalación de exportación de GNL en Luisiana y para la cual ya ha obtenido financiamiento por 13 mil 200 millones de dólares, según divulgó ayer.

Otras empresas que compiten por construir o expandir sus instalaciones estadounidenses de GNL han llegado a acuerdos con compradores a largo plazo.

Sempra Infraestructura dijo ayer que llegó a un acuerdo no vinculante con una unidad de RWE, productor de energía con sede en Essen, Alemania, para suministrarle GNL desde una planta en Port Arthur, Texas.

Cheniere Energy, el mayor exportador estadounidense de GNL y que finalizó la expansión de una instalación en Luisiana en febrero pasado, también está dando pasos iniciales para expandir otro centro de exportación en Corpus Christi, Texas, indicó WSJ.

¡Participa con tu opinión!