La devaluación en el precio de los metales obligó al cierre del 10% de las chatarreras en el estado, durante los últimos meses, informó el presidente de Recicladores Ecológicos, Israel Ortega.
Explicó que la crisis derivada de la inflación y las variaciones en los precios de los metales, han repercutido en el sector dedicado al acopio de metales y materiales reciclables.
“Nosotros esperamos una recesión ya que los precios de los metales a nivel internacional han bajado aproximadamente un 30%, esto repercute de manera integral a los pepenadores”, mencionó.
En Aguascalientes existen aproximadamente 7 mil pepenadores, y hasta hace unos meses existían entre 280 y 300 chatarreras.
“Al día de hoy, 30 chatarreras han bajado las cortinas, porque el precio de los metales disminuyó de manera considerable, el problema es que se compra el material y al paso de ocho días tratamos de venderlo y está devaluado”, detalló el representante de los recicladores.
Esta situación vaticina el inicio de una recesión a nivel internacional, pues recicladores ecológicos son proveedores de la industria automotriz y de plástico y el hecho que los materiales bajen su valor podría causar impactos en más industrias.
“Nosotros pensamos que cada vez más, van a ir cerrando chatarreras, no las clausura ni el Estado, ni Municipio, han cerrado porque no es negocio”, dijo el representante del sector.
Desde 2008 las chatarreras locales no habían enfrentado una crisis como la que se vive este año.
Los precios de los metales industriales, que marcaron máximos tras la invasión de Ucrania, han moderado su ascenso y cotizan en torno a un 10% por debajo del nivel que tenían a comienzos de 2022 por las expectativas de una menor demanda debido a la ralentización del crecimiento económico.