De acuerdo al Observatorio de Violencia Sobre Género (OVSG) al término del año Aguascalientes podría alcanzar un máximo histórico en cuanto a denuncias formales interpuestas ante las autoridades correspondientes por agresiones cometidas contra mujeres, adolescentes y niñas.
CIFRAS DESHONROSAS
Su titular, Violeta Sabás, detalló que durante el año pasado fueron iniciadas un total de 800 carpetas de investigación, principalmente por violencia física, psicológica y sexual. En tanto, el número de emergencia 911 atendió un total de14 mil reportes de auxilio por actos violentos cometidos contra ellas. Para 2020, la perspectiva no es optimista y podría cerrarse el año con un nuevo récord de denuncias.
La activista lamentó que Aguascalientes, a pesar de su pequeña tasa poblacional comparada con otros estados del país, sea la entidad con el mayor registro del Padrón Nacional de Agresores, con un total de 15 mil. En consecuencia, condenó que casos como el expuesto en redes sociales, donde una joven mujer fue agredida nuevamente por su ahora ex pareja sentimental, no queden archivados y en su caso se lleguen a las últimas consecuencias.
«Lamentablemente la violencia contra la mujer no se ha detenido, vemos más casos de agresiones de todo tipo, entre ellos feminicidios en todo el país. Tenemos indicadores locales alarmantes que deben ser atendidos», advirtió.
PREVENCION E INFORMACION, TAREA PENDIENTE
Por su parte la activista Angélica Contreras, consideró que han quedado cortas las labores de prevención y de información de parte de las autoridades, para que las mujeres víctimas de agresión puedan solicitar ayuda ante las instancias correspondientes. Actualmente existen más de 17 asociaciones civiles encargadas de brindar asesoría legal, psicológica y de acompañamiento, pero muchas afectadas lo desconocen.
SE VENTILAN DENUNCIAS EN REDES, POR APATIA DE AUTORIDADES
Contreras señala que casos como el difundido en días pasados por medio de redes sociales, son ventilados públicamente debido a la falta de interés de las autoridades por deslindar responsabilidades contra el agresor. «Consideramos que las autoridades hacen caso omiso a las denuncias, no queremos penas más severas contra agresores porque no se aplican, queremos que sean atendidas ante las instancias enfocadas a la protección de la mujer», finalizó. (Rubén Torres Cruz – Heraldo Digital)